Más oportunidad de hacer strips con bonos
Enviar
• Segmentación de intereses permite gestionar más activamente flujos de inversión
Más oportunidad de hacer strips con bonos
• Cupones del Banco Central podrían ser fácilmente segregados

La recién anunciada estrategia del Banco Central de emitir cupones del 10% para los Bonos de Estabilización Monetaria (BEM) a tasa fija, dio al mercado dos oportunidades para ponerse a pensar en hacer negocio.
La primera, al estandarizar y uniformar los pagos facilita el “stripping”, que se refiere básicamente a que los cupones pueden ser separados, negociados y valorados independientemente del monto principal del bono.

La otra es la oportunidad para los puestos de bolsa de contar con una referencia de qué tipo de instrumentos usará el Banco Central para hacer política monetaria y cómo sirven estos para generar ganancias a sus clientes. Algo que ya puede con las emisiones de deuda de Hacienda, entidad que semestralmente informa al mercado sus intenciones de compra no solo sobre el tipo de instrumento (tasa fija, variable, etc.) sino el monto total a captar.
Sobre el stripping, no existen ningún tipo de prohibición por parte de la Superintendencia General de Valores por lo que, este sería muy útil aumentar el número de estas transacciones para grandes inversionistas que actualmente necesitan liquidez en ciertos momentos y deben comprar el bono completo hasta el vencimiento, como lo son las operadoras de pensiones, los mayores inversores institucionales en el país. Aunque probablemente esto suponga revisar las políticas de inversión que están obligadas estas entidades a cumplir según las autoridades reguladoras, sería interesante en un marco de pocas opciones que tienen estas entidades.
“Establecer este mecanismo representa una posibilidad para emitir a plazos más largos para el Banco Central y que sea el mismo mercado el que se encargue de distribuir los plazos entre los distintos participantes”, explica el economista Pablo Villamichel. “Los inversionistas privados pueden escoger con más precisión los strips que se ajusten a sus objetivos. Una emisión será más valiosa porque se puede vender por partes”, detalla.
Asimismo, serviría para abrir más las puertas a los inversionistas más pequeños que no pueden acceder a comprar bonos de deuda completos porque no tienen la cantidad mínima para invertir, ya que los puestos de bolsa tendrían una manera más fácil de comprar bonos y anotar en cada strip a un cliente diferente.
Finalmente, esta modalidad servirá también “para contribuir con la estandarización de los instrumentos y para facilitar su valoración”, detalla el Banco Central en un comunicado.
Los bonos tasa fija que tendrán estos cupones del 10% serán emitidos con plazos de vencimiento entre uno y siete años, son parte del esquema de emisiones de mediano plazo que se ha estado desarrollando en los últimos años.
A partir de mayo, el Banco Central ofrecerá regularmente al menos un instrumento tasa fija en cada evento de subasta, alternando entre distintos plazos al vencimiento.
Algunos economistas coinciden en que también Hacienda debería seguir la iniciativa del Banco Central y estandarizar la tasa pagada por sus cupones para que puedan ser segregados de una manera más fácil.
Sin embargo, Juan Carlos Pacheco, viceministro de Hacienda y miembro de la comisión encargada de las colocaciones de deuda, acotó que no van a seguir la idea del Central de tener cupones con tasa fija, porque además si el mercado quisiera hacer stripping con los bonos de Gobierno podrían hacerlo también, pero modificando el factor precio.
Entre otros de los detalles expuestos por el Central está que se enfocarán en tres tipos de instrumentos como títulos tasa fija con cupones del 10%, además los Bonos Tasa Real, los cuales mantienen el valor del dinero en el tiempo, por lo que se pueden utilizar como una cobertura frente a la inflación, medida a partir del Indice de Precios al Consumidor. Estos títulos son especialmente atractivos para inversionistas de largo plazo.
“El Banco Central ofrecerá como mínimo una emisión tasa real por mes. A partir de este año, todas las nuevas series tasa real tendrán un cupón real del 4%, para contribuir con la estandarización de los instrumentos y para facilitar su valoración”, detalla el ente emisor.
Estos últimos también se podrían usar para hacer strips.
Finalmente, los cero cupón, los cuales se ofrecerán en al menos dos emisiones en distintos segmentos de la curva de rendimiento a plazos inferiores al anual en cada evento de subasta.
La idea del Central es que su estructura de pasivos “tenga un adecuado balance entre costo y riesgo; de esta forma, lograr un mayor control de la inflación en el mediano plazo”, concluye el comunicado.
Con este anuncio del Central para los puestos de bolsa también hay una oportunidad de calendarizar sus transacciones y hacer una mejor asesoría a los clientes. “El BCCR está dando a conocer su estrategia de colocación de bonos, antes no lo hacía; con la divulgación mejora su transparencia en cuanto al uso de los bonos de estabilización como instrumento de política monetaria. Esto le permitirá a los agentes económicos tener más claridad sobre el mensaje del Banco con respecto al uso de este instrumento”, detalló Vanessa Olivares, gerente BCR Valores Puesto de Bolsa.
Aun así, existe una sensación de insatisfacción en el mercado por la frecuencia con que los entes gubernamentales (Banco Central y Hacienda) van al mercado primario a captar.
“Se continúa con el programa de colocaciones semanales y esa presencia tan continua afecta negativamente la formación de un mercado secundario robusto. El BCCR, al igual que el Ministerio de Hacienda, debería ser actor una vez al mes o cada tres meses únicamente para darle oportunidad a que sus emisiones formen un mercado secundario más dinámico y profundo”, concluye Olivares.
Para el segundo semestre de 2012 al menos el Ministerio de Hacienda piensa espaciar sus subastas cada 15 días, por su parte el Central se reserva a modificar su estrategia cuando lo considere pertinente.



Carolina Acuña
[email protected]





Ver comentarios