Más cerca sueño de anillo vial
Laura Chinchilla y los jerarcas del consorcio Estrella-Solís fueron parte de la firma del contrato para la construcción del tramo de 4,1 kilómetros de Circunvalación Norte. Gerson Vargas/La República
Enviar

Chinchilla firmó contrato con Estrella-Solís, por $147 millones

Más cerca sueño de anillo vial

Tramo de Circunvalación Norte de 4,1 kilómetros estaría listo a finales de 2016

A falta de un mes para entregar la cinta presidencial, Laura Chinchilla firmó el contrato para la construcción del tramo de Circunvalación Norte, proyecto cuyo fin será enlazar las carreteras General-Cañas, Braulio Carrillo y Próspero Fernández entre sí.

201404082242420.n33.jpg
l proyecto tendrá un costo de $147 millones y estará a cargo del consorcio conformado por la empresa dominicana La Estrella y la nacional, Hernán Solís.
Su importancia es vital para el país, porque brindaría un respiro a los 90 mil conductores que transitan la vía a diario, y permitiría que los contenedores lleguen hasta la Ruta 32 sin entrar a la capital.
Estas dos empresas hicieron el diseño de los 5,4 kilómetros del arco norte, pero solo construirán el tramo de 4,1 kilómetros.
La primera fase, que comprende el diseño y construcción de la intersección de la Uruca hasta la intersección de Ruta 32, a la altura del antiguo Motel Edén, iniciaría en el primer trimestre de 2015.
Esta fase se divide en dos secciones. La primera, que comprende desde la Uruca hasta Colima, se construirá al mismo nivel del terreno actual, con dos carriles por sentido de circulación y un carril lateral por cada sentido.
La segunda sección va desde Colima hasta la intersección con Ruta 32, en donde se construirá un viaducto elevado a cuatro carriles.
Además de esto, se construirán dos intersecciones ubicadas en las inmediaciones del antiguo Burger King en la Uruca, así como en las cercanías del antiguo Motel Edén.
También se construirá el puente de 150 metros de longitud sobre la quebrada Rivera, estructura que tendrá cinco carriles.
La presidenta Chinchilla afirmó que el trabajo de su administración en el área de infraestructura fue visionario, estratégico y acorde con las necesidades del país y que al próximo Gobierno “solo le corresponderá colocar la placa”.
“Este Gobierno está pagando el precio de haberse decidido por hacer las cosas, tuvimos un costo político por haber sido valientes”, manifestó la Presidenta.
El proyecto, que es financiado con un préstamo del BCIE, ahora caerá en manos de la Contraloría, para recibir el refrendo en un plazo máximo de dos meses.
En junio se realizaría el diseño y en el primer trimestre del próximo año comenzarían las obras.
La construcción de esta nueva ruta generará unos 800 empleos directos e indirectos, y se espera que el tramo de cuatro kilómetros quede entregado para finales de 2016.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios