Logo La República

Jueves, 26 de mayo de 2022



NACIONALES


Los niños deben aprender a escribir y a leer de forma conjunta desde primer grado

Más de 7 mil estudiantes de tercero y sexto grado no tienen conocimientos para redactar un texto, revela estudio

Reforzar la estructura de los géneros y principalmente la ortografía, es el reto para el MEP

Magdalena López magdalenalopez.asesora@larepublica.net | Martes 05 abril, 2022

Niños en un centro educativo
El estudio destacó también que los estudiantes costarricenses si logran escribir sin repetir palabras y manteniendo el tema central del texto. En la medición participaron Argentina, Brasil, Cuba, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, entre otros. Shutterstock/La República


Más de 7 mil estudiantes de tercero y sexto grado no tienen conocimientos para redactar un texto y necesitan reforzar la estructura de géneros, mejorar la ortografía y emplear correctamente los signos de puntuación y conectores, así lo señalaron los resultados del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), elaborado por la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (Unesco).

De acuerdo con estos resultados, LA REPÚBLICA conversó con Jéssica Araya, profesora e investigadora de la carrera de Educación Primaria de la Universidad de Costa Rica y Máster Lingüística, quien es enfática al decir que es necesario implementar un modelo de enseñanza explícita de estrategias de aprendizaje, en las que se modele la lectura y el análisis de diversos tipos de textos o géneros como: descriptivos, narrativos, argumentativos, explicativos, entre otros.

Además, se debe profundizar las características del texto, funcionalidad, coherencia, cohesión, progresión temática y puntuación.

“Los niños tienen que leer y escribir de forma conjunta desde primer grado, si queremos que el niño produzca escritos adecuados, se le deben proporcionar experiencias donde no solo pueda conocer cómo hacerlo, sino también que practique con la guía adecuada”, indicó Ramírez.

Lea más: 5.000 estudiantes de último año de secundaria podrán mejorar inglés y recibir más de 20 cursos virtuales gratuitos

Y es que el informe del Estado de la Educación del año pasado, reveló que hay niños de ocho años que aún no han aprendido a leer y escribir, afirmando que el área educativa sufre la peor crisis desde los años ochenta, impulsada por la pandemia, pero también por otros factores que ya se arrastraban.

Los estudiantes que participaron en dicho estudio fueron más de 3.593 de tercer grado de 212 escuelas y 3.699 de sexto grado de 211 centros educativos.

Para este Estudio Regional elaborado por la Unesco, que fue presentado en el mes de marzo, a los estudiantes les propusieron situaciones comunicativas donde abordaron géneros diferentes.

En tercer grado, se solicitó una carta narrativa sobre un viaje y un texto de presentación de un baile, en sexto grado se les requirió una carta de petición y un texto descriptivo de un animal inexistente.

En el primer ejercicio, el 56,2% cometió errores al utilizar los conectores y en el segundo ítem erró un 60,4% de los estudiantes.

Sumado a esto, se evaluaron tres indicadores: el dominio discursivo, dominio textual y convenciones de legibilidad que se refiere a la ortografía y puntuación.

Por otro lado, Richard Navarro, asesor nacional de español del MEP, quien se mantiene optimista por el trabajo que ha venido realizando la institución para contrarrestar lo que reveló la Unesco, dijo a LA REPÚBLICA que lo que se debe hacer es reforzar la lectura diaria en las aulas, pues eso aceleraría los procesos de comprensión y favorecería la redacción con todas las características que se piden, así como la ortografía.

Añadió que, “la realización de los talleres de lectura y escritura creativa que ofrecen actualmente los programas de estudio del MEP y que los docentes ponen en práctica con sus alumnos son un valioso recurso, ya que brinda estrategias para el desarrollo de habilidades y competencias lingüísticas en los estudiantes”.

Lea más: Frenar violencia en escuelas busca campaña del MEP

Los primeros dos años de primaria se complementan con dos unidades de lectoescritura compresión oral, código alfabético, entre otros, por lo cual permite graduar las diferencias entre estudiantes y se otorga la libertad pedagógica para que cada docente conjugue su estilo de enseñanza y los distintos modos de aprendizaje con cada alumno, explicó Navarro.

Asimismo, asegura que el currículo de español que están trabajando con los alumnos, es la mejor y más reciente evidencia científica para promover el aprendizaje de la lectoescritura.

Desde el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de Calidad de la Educación de la UNESCO explicaron que una de las finalidades de este estudio, es entregar al cuerpo docente estrategias que permitan hacer un aporte en la enseñanza de la escritura.

Finalmente es importante recalcar que el estudio ERCE 2019 es la más reciente evaluación de aprendizajes a gran escala de la región, que se implementó justo antes de la suspensión masiva de las clases presenciales a causa de la pandemia de la Covid-19.


Recomendaciones para combatir el último Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) 2019, según Araya.


  • 1. Es importante contemplar desde los primeros años que la lectoescritura va más allá del principio alfabético (relación fonema-grafema)
  • 2. Los niños deben leer y comprender no solo el significado de las palabras, sino de las oraciones de los textos
  • 3. La lectoescritura es comprender y comunicar ideas
  • 4. El estudiante debe conocer los tipos de textos (descriptivos, narrativos, argumentativos, explicativos, entre otros)
  • 5. Debe distinguir las características del texto, funcionalidad, coherencia, cohesión, progresión temática, la puntuación, entre otros





NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.