Malos augurios para Clinton
Enviar
Malos augurios para Clinton


Obama parte como favorito para ganar primarias en Maruland, Virginia y el Distrito de Columbia

Washington
EFE

La senadora demócrata Hillary Clinton parte con desventaja en los sondeos de cara a las primarias de hoy en Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia tras un negro fin de semana electoral que forzó la reestructuración de su campaña.
Hillary perdió en Nebraska, Luisiana, Washington y Maine el pasado fin de semana, tiene problemas económicos y todo apunta a que, o da un golpe de timón, o Barack Obama le gana la partida.

Por si estas derrotas no fuesen suficientes, Obama protagonizó un nuevo golpe de efecto el domingo, cuando consiguió un premio Grammy al Mejor Álbum Hablado, una categoría en la que competía, entre otros, con los ex presidentes de Estados Unidos Jimmy Carter y Bill Clinton.
Obama recibió el codiciado gramófono por su autobiografía “La audacia de la esperanza: cómo restaurar el sueño americano” en versión de audio-libro.
El galardón promete reforzar la visibilidad del senador afroamericano, cuyo empuje ha favorecido el imparable desembarco de fondos en su campaña, que recaudó un total de $32 millones en enero frente a los $13,5 millones de Hillary.
Varios medios estadounidenses apuntaban ayer que parte de la reestructuración
anunciada por Hillary, que costó el puesto a Patti Solis Doyle, la latina más prominente de esta carrera, tiene que ver, precisamente, con la financiación de la campaña.
El diario “The Washington Post” menciona a un miembro no identificado de la campaña de Hillary, quien señala que Patti Solis no informó a la senadora sobre lo rápido que se estaban gastando los fondos recaudados.
Clinton se habría enterado de las estrecheces económicas sólo después de las primarias de Nuevo Hampshire del 8 de enero.
La ex primera dama anunció la semana pasada que había prestado cinco millones de dólares a su campaña en enero y algunos de sus más altos asesores aseguraron que si la situación no mejoraba renunciarán a su salario este mes.
Esos aprietos llevaron a Hillary a hacer un llamamiento a sus donantes, a quienes solicitó nuevas inyecciones de efectivo con las que lanzar una campaña mediática en estados más grandes como Ohio, Texas y Pensilvania en los que espera desbancar a su rival.
La aspirante demócrata ha recaudado $10 millones entre 100 mil donantes desde las elecciones primarias del “supermartes”, celebradas hace una semana en 24 estados del país.
Por lo demás, tanto el diario “Los Angeles Times” como el “New York Times” mencionan que también existía descontento en la campaña de Hillary con la falta de habilidad de Solis para edificar una sólida base de donantes a través de internet.
Solis, de 42 años e hija de inmigrantes mexicanos, era la hispana con un c
argo más alto en las actuales campañas por la presidencia.
La asesora aseguró en un correo electrónico enviado el domingo a los miembros de la campaña que su partida obedece a motivos personales e insistió en que seguirá ayudando a Hillary.
Madre de dos hijos -un niño de seis y una niña de nueve- conoce a Hillary desde hace más de 16 años, cuando la senadora vivía en Arkansas, donde Bill Clinton fue gobernador.
Solis se refirió a esa larga relación en su misiva electrónica al asegurar que ha sido un orgullo gestionar la campaña de Hillary, a quien se refirió como “mi amiga desde hace más de 16 años” y alguien que será “una gran presidenta”.
Ahora será sustituida por Maggie Williams, jefa de gabinete de Hillary cuando ésta era primera dama y a quien se considera una aliada incondicional de la senadora.
Williams y el círculo de asesores más estrechos de Hillary deberán garantizar la victoria de la senadora en estados como Texas y Ohio, en los que hay en juego 389 de los 2.025 delegados necesarios para conseguir la nominación.
Hillary y Obama mantienen en la actualidad un empate virtual con alrededor de 1.100 delegados cada uno.
El senador por Illinois parte como favorito para los comicios de mañana debido al elevado porcentaje de afroamericanos y personas con alta formación académica, dos grupos que lo favorecen en Virginia, Maryland y la capital federal.

Ver comentarios