Madrid retrasa el alirón
Real Madrid aprovechó la ventaja numérica para golear sin apelaciones 6 a 2 al Málaga y atrasar el título del Barcelona. Javier Soriano-AFP/La República
Enviar

Madrid retrasa el alirón

El alirón del Barcelona tendrá que esperar al menos unos días tras un nuevo triunfo del Real Madrid (6-2), el milésimo de su historia como local, con un festival goleador liderado por Cristiano Ronaldo ante un Málaga que pagó caro jugar en inferioridad numérica durante 69 minutos el día que el Bernabéu dio la espalda a José Mourinho.
Los últimos partidos de la temporada han empezado antes del pitido inicial del colegiado. La afición es un termómetro que mide el enfado con José Mourinho. Su final ruidoso en salas de prensa atacando a emblemas del club ha provocado que los seguidores, que hace poco lo idolatraban, no se lo perdonen. Le dedicaron la pitada más sonora en sus tres años como entrenador.
Cuando comienza el fútbol, Mourinho pasa a un segundo plano. Tanto que por segundo partido consecutivo ni se asomó por la zona técnica. Nunca salió del banquillo para dar una orden a sus jugadores. Ante el Málaga tampoco hizo falta. El partido se le puso de cara desde el inicio, cuando Raúl Albiol cabeceó un saque de esquina a la escuadra a los tres minutos.
El buen gusto del Málaga no le haría bajar los brazos hasta que no hubo una causa mayor, una expulsión que condicionó el partido. Un bello control. Pases al espacio. Líder de su equipo puso el córner que peinó Lugano para que Santa Cruz empatase.
Comenzó algo ansioso Cristiano, siempre con ganas de demostrar, eligiendo un mal final a un contragolpe con un disparo lejano. A los 21 minutos fue agarrado dentro del área cuando se plantaba ante el portero rival. Expulsión de Sergio Sánchez.
No había fallado un penalti en toda la temporada Cristiano. Chutó con potencia centrado y Caballero sacó un pie salvador, pero le costó cara la parada. Se torció el tobillo y quedó lesionado. A la siguiente jugada, con el meta argentino tendido en el césped, Benzema no lanzó el balón fuera y cuando buscaba el gol Lugano se cruzó en su camino. El árbitro interpretó cesión y propició el segundo tanto madridista. Cristiano no perdonó la falta indirecta esquinada.
En una de esas contras de manual del Real Madrid llegó el tercero. Özil hizo magia sobre el césped al culminar la jugada con un recorte de tacón a Antunes y definiendo con calidad con su pierna derecha.
El lateral portugués del Málaga se desquitó con un golazo. Se ha convertido en especialista. Dejó uno en Vallecas y repitió en el Bernabéu.
No había opciones para un Málaga en inferioridad. Cristiano sacó su cara generosa para la sentencia al borde del final del primer acto. En una jugada protestada por su posición, decidió regalar el gol a Benzema pese a que estaba solo ante Kameni.
Amplió la goleada Luka Modric que ha ido de menos a más en la temporada. El croata aporta más llegada. Ayer de nuevo un gol desde fuera del área. Zurdazo ajustado al poste, que entró a la red tras besar la madera. Al final llegó el broche, con el tanto de Di María con disparo cruzado.

Madrid/EFE
 


Ver comentarios