Macaya: “El sedentarismo es nuestro nuevo fumado”
Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja. Esteban Monge/La República
Enviar

El envejecimiento de la población supone un reto: lograr que los ciudadanos lleguen a esa etapa sanamente; este desafío no es sencillo, más si se toma en cuenta que la Organización Mundial de la Salud colocó a Costa Rica como el sexto país entre los más sedentarios del mundo.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja, conversó con LA REPÚBLICA, sobre la apuesta de esa institución por educar a los costarricenses.

El jerarca también conversó sobre el fortalecimiento del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y otros temas en los que se enfocará durante su gestión.

Al asumir el cargo indicó que uno de los énfasis es el envejecimiento de la población por lo que se enfocará en prevención de enfermedades, ¿cómo lograrlo?

Con educación. El envejecimiento de la población es un reto enorme para todo el sistema y es en ambos seguros: en pensiones y en salud.

Ese envejecimiento disparará la demanda de servicios de salud y eso está garantizado de aquí a 30 años. Tenemos que innovar, la prevención es una gran área: promover hábitos de vida, comer saludable, hacer ejercicio, no fumar, que hemos logrado bastante pero debemos continuar…

El sedentarismo es uno de los grandes problemas, la OMS nos señala como el sexto país más sedentario del mundo, se podría decir que es el nuevo fumado.

¿Cómo promover esos hábitos saludables?

Todos tenemos que tomar responsabilidad sobre nuestra salud, cuando un paciente llega a un hospital con problemas cardiovasculares, por ejemplo, lo atenderemos, trataremos de tener la última tecnología, pero estamos tarde en el abordaje del problema.

Hay que atender estos posibles riesgos en los Ebais, en las comunidades con programas de prevención de todo tipo.

La Caja no está sola, es una responsabilidad que tenemos todos de vivir una vida más saludable.

Al hablar de envejecimiento de la población, otro reto que se asoma es el fortalecimiento del régimen del IVM, ¿cómo trabajará con las mesas técnicas?

El seguro del IVM es un gran reto por el envejecimiento de la población. Con la mesa de diálogo se dan 33 acuerdos unánimes, los cuales acoge la Caja.

Queremos siempre estar en el análisis de las tendencias actuariales y estamos reforzando esa área, pero es fundamental que todos sepamos que es un tema país y no solo de la Caja.

Entre los acuerdos hay varios que dependen de la Asamblea Legislativa, como el traslado de ingresos de Fodesaf y del Banco Popular, y no está en nuestra cancha, la nuestra es obviamente tratar de lograr lo máximo posible de recaudación para este fondo y del régimen no contributivo, que es uno estrictamente de reparto y ahí sí dependemos de esas transferencias al 100%.

¿Qué otros retos ha encontrado en este cargo de presidente ejecutivo?

Hay tres grandes áreas que son retos, nada se soluciona de un día para otro pero tenemos un excelente equipo humano para atenderlos y van a ser prioridades.

Primero, fortalecer la atención a nivel primario y que se integre, que atendamos al usuario en los niveles que hay que atenderlo. Es decir, que no estemos atendiendo en un hospital nacional a alguien que podría ser atendido en un Ebais.

La segunda es proveer a los centros de salud la infraestructura y tecnología para actualizarlos, realizar las inversiones estratégicas para eliminar cuellos de botella en la producción, hablamos de quirófanos, equipos muy sofisticados tipo aceleradores lineales que implican no solo la adquisición sino la infraestructura. Estas cosas toman tiempo y la demanda existe; entonces hay un reto de tratar de acelerar procesos que normalmente son lentos para atender mejor a la población.

El otro reto se trata de los tiempos de espera.

Con los tiempos de espera, ya hay ambiciosos planes que involucran optimizar el uso de centros médicos y realizar giras de especialistas, ¿se puede hablar de la reducción de días de espera en las listas de atención?

No se puede generalizar en una lista que se va a reducir en tanto pero, ya estamos en la fase final de la implementación del Expediente Digital Único en Salud (Edus), que nos permitirá llevar esto en tiempo real y poder detectar incrementos en las listas o éxitos en la gestión que las van disminuyendo.

En cuanto al plan de movilizar pacientes a otros centros en donde hay más espacios para ser atendidos, ¿ya se sabe cómo se realizará?

Requerirá actualización tecnológica: hay instrumentos, equipos que permiten una mayor utilidad para que la periferia y hospitales regionales puedan resolver más.

¿Por qué no pensar en procedimientos que tal vez hoy un hospital regional no esté manejando en pacientes oncológicos, diálisis y otros?

Eso requerirá innovación para ver cómo podemos ajustar protocolos de atención de pacientes para que se pueda implementar algo a nivel primario, hasta en un Ebais.

Habla de llevar procedimientos de hospitales a Ebais… ¿Cuándo podría ser esto una realidad?

El Edus está en su etapa de conclusión, obviamente vendrán nuevas versiones que vayan dándole más funcionalidades.

No podemos decir que hay una fecha mágica en la que podemos lograr algo, en este momento estamos sobre la marcha atendiendo y recopilando información y el sentir de los líderes de salud nuestro, de cómo ven los mecanismos para mejorar nuestra productividad y calidad de los servicios.


Ver comentarios