Logo La República

Miércoles, 26 de junio de 2019



ACCIÓN


Luz verde para senderistas que visiten La Catedral en invierno

Walter Herrera [email protected] | Viernes 07 junio, 2019

Blue River Resort tiene la patente municipal y permisos sanitarios para ofrecer la caminata a La Catedral. Cortesía Jarquín Drone Extremo/La República
Blue River Resort tiene la patente municipal y permisos sanitarios para ofrecer la caminata a La Catedral. Cortesía Jarquín Drone Extremo/La República


Pese a la advertencia que se realizó a los senderistas de no visitar la catarata La Catedral o El Santuario, como le llaman los lugareños, durante invierno, el Blue River Resort garantiza seguridad a quienes lo visitan, pues cuenta con recorridos que no exponen a los visitantes.

Una cabeza de agua puede resultar en una catástrofe, de no tomar las precauciones del caso.

Debido a esto, el acceso es prohibido durante invierno en caso de ingresar por una finca privada de la zona.

Lea más: Senderistas se exponen a prisión por ingresar a zonas protegidas sin autorización

Sin embargo, el Blue River Resort también tiene acceso directo a este santuario natural sin exponer a las personas.

“Del hotel a una finca se toma un vehículo unos 900 metros, de ahí se camina por un potrero aproximadamente durante 15 minutos, al llegar al bosque primario hay un sendero de 800 metros y 400 escalones hasta el margen del río. Ahí tenemos un puente colgante que libra a los visitantes de una cabeza de agua, ya que está a dos metros de altura”, señaló Alberto Miranda, supervisor de reservaciones.

Todos los días realizan monitoreos de las montañas para prever una posible cabeza de agua.

“Las personas pueden bajar a la poza bajo su responsabilidad, y pese a que hacemos monitoreos, la naturaleza es impredecible”, aclararon.

El ingreso también se puede realizar a través de una finca privada donde un baquiano cobra el ingreso por persona o grupos.

Lea más: Costa Rica es paraíso mundial para senderismo

“Para llegar hasta ahí debe caminar un kilómetro por una finca y llegar a Río Azul, ahí caminar por el margen del río un par de kilómetros hasta llegar al pie de la catarata”, señaló Jorge Frutos, propietario de la agencia de turismo rural Ticos a Pata.

Este sitio tiene una particularidad que hace que el acceso sea difícil, aseguró el montañista.

“Antes de llegar, hay un cañón de 75 metros, y si te agarra una cabeza de agua es un enorme problema, no hay para dónde agarrar; es peligroso debido a que uno camina por el margen del río”, dijo Frutos.

Este lugar llama la atención por tener un río cristalino y una caída de agua de alrededor de 25 metros de altura que atraviesa una caverna de formación volcánica.

La cámara tiene unas columnas de roca que se asemejan a unos pedestales de una iglesia, la cual hace que su belleza se salga de todos los contextos de la naturaleza.

Las paredes dentro de la cueva están hechas de sedimentación volcánica al tener tan cerca al Volcán Rincón de la Vieja.

El sitio se ubica en Dos Ríos de Upala, en la Región Chorotega.



NOTAS RELACIONADAS