Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Lujo en el paladar

Melissa González [email protected] | Miércoles 18 marzo, 2009



Lujo en el paladar

El hotel JW Marriott ofrece un descanso completo a sus visitantes y una aventura gastronómica de primera clase

Melissa González
[email protected]

Los detalles en el Hotel JW Marriott marcan la diferencia y es que este destino —ubicado en Guanacaste, en el complejo Hacienda Pinilla— se ha preocupado por ofrecer a sus huéspedes una experiencia memorable.
Visitar este hotel no solo permite descansar y relajarse con todas las comodidades de un cinco estrellas, sino que se ha trabajado por mantener al paladar más que satisfecho con una oferta gastronómica variada.
Recientemente renovaron su menú, algo que han hecho ya varias veces desde que abrieron sus puertas en diciembre pasado.
La tarea estuvo a cargo de Víctor Parada, director de Alimentos y Bebidas, y Eric Sala, chef ejecutivo, quienes decidieron experimentar con sabores y texturas para crear novedosos platillos y darles un sello distintivo a los restaurantes del hotel.
“Los productos de Costa Rica son increíbles; soy feliz con las frutas y los vegetales”, comentó Sala.
Estos productos han sido incluidos en el menú para darles un toque tico a las propuestas, plátanos maduros rellenos con queso, empanadas y tamales son parte de la oferta, especialmente en el desayuno, que se complementa con una amplia variedad de frutas frescas, una estación de jugos naturales, entre otras.
Precisamente el desayuno de este hotel recibió el máximo puntaje en una encuesta que se realiza a los huéspedes denominada Guest Satisfaction Survey, en la que participan los 24 hoteles JW Marriott del mundo.
“La gente que se queda aquí por lo general tiene una estadía de cuatro a cinco días, por lo que el 70% de su experiencia se basa en la comida, buscamos la diversidad para que cada día o noche tenga una experiencia única”, comentó Parada.


Para todos los gustos

El Hotel JW Marriott, en Guanacaste, cuenta con opciones gastronómicas para satisfacer todos los paladares. Para ello creó varios conceptos:



Azul Grill

Con un estilo más casual este restaurante ofrece opciones saludables tanto para almuerzo como en la cena, un ceviche servido en un coco, una ensalada de frutas, o platos que requieren mayor preparación como un medallón de lomito. Su bebida distintiva es la Caipinilla, nombre que se le dio por estar el hotel ubicado en el complejo Hacienda Pinilla, este delicioso coctel está hecho con albahaca, entre otros ingredientes.









Tamarine

El nombre de este restaurante se deriva del tamarindo. Una de las mejores características de esta fruta es su sabor intenso y exótico. Según la historia, esta fruta se originó en India, país en el que se ha utilizado desde épocas antiguas para la elaboración de diversos platos y productos, lo que incluye un tipo de cerveza poco común.
Tamarine es una fusión de la cocina tradicional asiática y la local, la cual incluye sushi, nigiri y platillos en sartenes tradicionales (wok).


Sabanero

El menú del Sabanero incluye cortes de carnes nacionales e importadas de excelente calidad, al igual que cocina tradicional tica y platillos internacionales.


Mansita
Este es el restaurante principal del hotel y ofrece desayuno, almuerzo y cena estilo
bufet. Esta última consta de diferentes estaciones en las que el chef prepara los alimentos en minutos. El menú incluye tanto la cocina tradicional costarricense como platillos internacionales.



















Bar del Lobby

El bar del lobby del hotel está en Plaza Baula, con una vista extraordinaria hacia la playa y el área de la piscina. En las mañanas se sirve desayuno continental y durante el día se ofrecen tapas y sushi.