Los favoritos cumplieron
Un desgastado Tomas Berdych debe prepararse para enfrentar dos puntos clave de su selección este fin de semana.Michal Cizek-AFP/La República
Enviar

Los favoritos cumplieron

España y República Checa empatan 1-1 en Copa Davis y dejan la definición para el domingo

Imponiendo un mejor juego y tenis, el español David Ferrer liquidó este viernes en el primer turno al checo Radek Stepanek por 6-3, 6-4 y 6-4; mientras, en un partido más disputado, Nicolás Almagro cayó ante Tomás Berdych 6-3, 3-6, 6-3, 6-7 (5) y 6-3, en el marco de la final de Copa Davis que juegan españoles y checos en Praga.
Si bien los triunfos de Ferrer (5) y Berdych (6) eran previsibles, lo cierto es que el checo tuvo más problemas de los esperados ante un Almagro que al menos lo exprimió, obligándolo a los cinco sets, luego de ir abajo en dos ocasiones y de ganar el cuarto en la muerte súbita.
Para Tomás el desgaste debe preocuparle, porque este sábado enfrentará en dobles a los españoles buscando el segundo punto para Checa y este domingo se las verá contra Ferrer, con mucho más desgaste que el español en un partido que será decisivo.
En el primer juego Ferrer se mostró muy sólido, ante cerca de 13 mil espectadores entre los que estuvo el presidente checo Vaclav Klaus y en cuestión de 2 horas 58 minutos acabó con las ilusiones checas de que Stepanek lograra hacer ingresar a ese país con el pie derecho en la final. David firmó así su sétima victoria ante este checo en diez duelos, la segunda este año después de la lograda en Madrid sobre tierra y también ratificando su buena temporada con 75 victorias, y en Copa Davis un saldo favorable de 22-4.
Stepanek tuvo un bajo porcentaje en primeros saques (55%), no pudo defenderlo con garantías, y concedió 25 puntos de rotura, para cederlo en cinco ocasiones.
La clave del primer set fue el interminable sexto juego, de 24 minutos, en el que Ferrer minó la resistencia de su rival. No pudo quebrarle, pero Radek quedó tocado psicológicamente, porque además cometió dos dobles faltas.
Este primer resultado quitó presión sobre Almagro y la metió en Berdych; los dos se enfrascaron en un disputado partido que se definió en cinco sets.
Con un 2-1 al inicio del cuarto set, parecía que Berdych iba por la victoria en este episodio en el que incluso arrancó quebrando, pero Almagro recuperó la bofetada en el quinto juego para el 3-3. El juego se fue rumbo a la muerte súbita donde Almagro parecía dar una lección contundente de cierre a su rival, al ponerse 5-0, pero con el apoyo de su afición el checo vino desde atrás y logró llegarle hasta el 6-5, aunque Nicolás despertó a tiempo y logró el punto de set.
El último capítulo fue una ruleta rusa, con tres roturas, pero al final de cuentas Berdych recuperó el camino de sus otros dos sets ganadores y cerró el partido ante su público, que al menos tuvo un viernes para soñar con la ensaladera, que no logran desde hace 30 años.
Este sábado Marc López y Marc Granollers asumían la responsabilidad ante la pareja checa que en el papel sería la de Ivo Minar-Lukas Rosol, aunque todos saben que al final de cuentas el capitán checo, Jaroslav Navratil, apostará por Stepanek y Berdych.

201211170041050.a22.jpg

Luis Rojas
[email protected]

 

Ver comentarios