Los favoritos a la final
Japón, sin piedad, pasó por encima de Venezuela, donde enfrentará a España, que, de penal, el primero transformado por Sandra Hernández, abrió el camino de la victoria. www.fifa.com/La República
Enviar

Los favoritos a la final

España y Japón no fallaron a los pronósticos y van por el título Mundial

Liberia. No hubo espacios para sorpresas, los mejores desde las primeras jornadas lo ratificaron en las semifinales y ahora se verán cara a cara, para definir a la hora de la verdad cuál será campeón.
Japón venció a Venezuela y España a Italia, por lo que se medirán este viernes a las 8 p.m. en el Estadio Nacional, en la gran final del Mundial de la FIFA Sub-17.
En el duelo de europeas, los penales fueron los grandes protagonistas, cargados de un poco de polémica, pero que al final decidieron el resultado con un 2 a 0 a favor de las españolas.
La primera parte fue muy cerrada, al punto que finalizó con empate a cero, aunque las ibéricas fueron las que gozaron de las mejores alternativas para anotar.
Apenas al segundo minuto de la complementaria, Sandra Hernández cobró tiro libre, el balón pegó en la mano de una italiana y se señaló penal, drástico, pero penal al fin.
La misma Hernández, talento puro, tocó a un costado, lejos de la portera Francesca Durante y el marcador se movió por primera vez.
Italia quiso reaccionar, tenía tiempo, pero España era más, con mejor control y ante todo, eliminando por completo a Manuela Giugliano, y con eso a medio equipo rival.
Y llegó el segundo penal, regalo de la silbatera, que no desaprovechó Nahikari García para marcar y ahora sí asegurar el boleto.
Mientras tanto, a primera hora la selección de Japón cumplió con creces su rol de equipo favorito, no solo para llegar a la gran final, sino para ganarla, al vencer sin apelaciones a Venezuela por 4 a 1.
“Las chamas”, ordenadas como siempre y siendo la gran sorpresa al llegar hasta estas instancias, les pusieron poca resistencia a las asiáticas, ante las que, pese al respeto inicial, con variantes tácticas, no les alcanzó para seguir soñando.
Y es que solo se necesitaron de 15 minutos para que la superioridad del mejor cuadro del Mundial quedara en evidencia en el marcador. El pase de pie a pie con rapidez de las japonesas, generó un pase de Hina Sugita a la llegada de Kuka Okuna, quien con remate desde lejos, pero bien colocado, superó la estirada de Franyely Rodríguez para el 1 a 0.
Ya con el resultado favorable, las acciones bajaron de intensidad, Japón siguió con la posesión, en tanto las sudamericanas reordenaban sus líneas, pero sin ni siquiera visitar la portería de Mamiko Matsumoto.
Y la segunda anotación llegó de la manera más inesperada cuando se ejecutó un tiro libre desde el sector derecho, la pelota pasó por todo el frente de la meta venezolana hasta que se la encontró Nana Ichise, quien tocó y en 32 minutos selló el 2 a 0 con el que finalizó la primera parte.
En la complementaria, el estratega de Venezuela, Kenneth Zseremeta, mandó a jugar en solitario en ofensiva a Gabriela García, atrasando a su goleadora Deyna Castellanos y eso le permitió llegar un poco en ofensiva, pero por muy poco tiempo.
Una subida de Yui Hasegawa por la izquierda envió un centro medido a la llegada de Rikako Kobayashi, quien enterró todo sueño de las venezolanas al decretar el 3 a 0.
Luego, en acción individual, Hina Sugita, la número 10 y mejor jugadora japonesa, fue derribada en el área y se señaló el penal, que se encargó ella misma de cobrar para el 4 a 0.
Hay que reconocer que Venezuela siempre luchó, en medio de la impotencia de saber que sus mejores jugadoras estaban controladas, pero como a una goleadora como Castellanos no se le puede dejar ni una, en el segundo minuto de reposición, de cabeza, decretó el 4 a 1, que fue el primer gol que reciben las asiáticas en el torneo.
Japón está en la gran final, al frente está España, al que ya le ganó en la primera fase, lo que lo hace mucho más favorito.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios