Los “expulsados” del Mundial
Archivo/La República
Enviar

600 mil extranjeros se estima llegaron a disfrutar el Mundial

Los “expulsados” del Mundial

Estadounidenses lideran lista de aficionados que no pudieron entrar en Brasil

Los estadounidenses, seguidos por los nigerianos y los argentinos, lideran la lista de extranjeros a los que se les ha negado la entrada a Brasil para el Mundial 2014 o que han sido deportados por diferentes motivos, según un balance divulgado por la Policía Federal brasileña.

201406202342530.m11.jpg
Desde que las autoridades adoptaron las medidas especiales para la recepción de los 600 mil extranjeros esperados en el Mundial, a 79 foráneos se les detuvo en los aeropuertos o fueron deportados, entre los cuales 24 son estadounidenses, 18 nigerianos y 15 argentinos.
Enseguida se ubican búlgaros, chilenos, filipinos, iraquíes, mexicanos y portugueses, cada uno con dos. La lista la completan diez países, cada uno, entre los cuales figuran Colombia, España y Perú.
Los principales motivos de la Policía Federal para negarle la entrada a estos 79 extranjeros son problemas en la documentación, como pasaportes vencidos o falsificados, o falta de visa.
Pero algunos también han sido bloqueados por formar parte de listas de extranjeros que no son bienvenidos al Mundial de Brasil por pertenecer a aficiones con un historial de violencia en los estadios o por haber sido acusado de pederastia.
La mayoría de los argentinos a los que se ha impedido pasar la frontera fueron deportados en base a un decreto publicado la semana pasada que niega la entrada a Brasil de personas cuyos nombres figuren en las listas del Sistema Nacional de Buscados como "miembro de afición involucrada con violencia en los estadios".
En otra lista figuran los nombres de 700 personas condenadas o investigadas por pederastia y otros crímenes sexuales, cuyo ingreso al país también fue prohibido, aunque no estén condenados en sus países de origen.
Las respectivas listas fueron enviadas a los agentes responsables por el control fronterizo en los puertos, aeropuertos y puestos de fiscalización terrestre de migración.

Río de Janeiro / EFE

Ver comentarios