Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Los biocombustibles y el petróleo

Roberto Dobles [email protected] | Lunes 28 marzo, 2016


 Los costos de los biocombustibles tendrán que bajar significativamente para poder ser competitivos con respecto a otros combustibles, particularmente los derivados de petróleo y el gas natural

Los biocombustibles y el petróleo

La caída de los precios del petróleo ha afectado fuertemente a las fuentes de energía competidoras, como los yacimientos de petróleo de alto costo que existen en el mundo (los convencionales en aguas profundas y los no convencionales en tierra, entre otros) y las energías renovables más caras.
Pero la producción de los yacimientos de petróleo más caros, especialmente los no convencionales, va también a poner un tope en el tiempo a los precios internacionales del petróleo, ya que conforme los precios internacionales suban, la producción de este petróleo más caro va a subir paulatinamente, lo cual mantendrá los precios a niveles inferiores de los que existían hace apenas unos meses.
Se estima que a partir de los $40 por barril la producción de una gran cantidad de yacimientos no convencionales de petróleo será otra vez rentable.
Entre las renovables, la producción mundial de biocombustibles (alcohol y biodiesel), que es muy pequeña con respecto a los otros combustibles competidores, ha sido una de las más afectadas, ya que tiene costos mucho más altos que los derivados de petróleo y que otras fuentes competidoras. Inclusive, muchos proyectos no eran rentables aun con precios del petróleo de $100 por barril.
Un artículo titulado “Why Biofuels Can't Replace Oil”, publicado por la revista Forbes, señaló lo siguiente:

• “Para ser una alternativa viable al petróleo, un biocombustible debe proporcionar una ganancia neta de energía, ofrecer beneficios ambientales y económicos claros, y no reducir el suministro de alimentos o aumentar los costos de éstos. Los biocombustibles no están actualmente a la altura de estos requisitos y por lo tanto permanecerán en un nicho de mercado”.

• “Un obstáculo importante para la comercialización de biocombustibles es su costo en comparación con los combustibles derivados del petróleo. La baja densidad de energía y el precio de las materias primas hacen que los biocombustibles sean más caros… Y cuanto mayor sea el contenido de biocombustible en la mezcla con el combustible derivado de petróleo, menor es la densidad de energía y por lo tanto la eficacia energética”.

• “Un concepto fundamental al considerar alternativas al petróleo es el ‘Energy Return On Investment (EROI)’, o la cantidad de ganancia neta de energía contenida en el producto terminado en comparación con la energía total que se ha utilizado en su producción. El EROI mide los procesos de producción, distribución y consumo de una fuente de energía. Este factor afecta directamente el precio y la tasa de aceptación. El petróleo tiene un EROI de 16, frente a sólo el 5,5 por biodiesel a partir de soja”.

Los costos de los biocombustibles tendrán que bajar significativamente para poder ser competitivos con respecto a otros combustibles, particularmente los derivados de petróleo y el gas natural.
Este será entonces el factor clave que determinará si la pequeña participación actual de los biocombustibles en el mix energético mundial crecerá o se reducirá más.

Roberto Dobles