Natalia Díaz

Natalia Díaz

Enviar
Jueves 18 Mayo, 2017

Los sin partido

Todas las encuestas de filiación política partidaria presentadas en los últimos meses revelan un común denominador; la mitad de los electores inscritos no tiene pertenencia ni preferencia partidaria hacia ninguna de las agrupaciones inscritas para 2018.

Diferentes analistas han vertido sus opiniones de lo que podría ocurrir en las elecciones venideras de febrero próximo, y ante el estado actual del panorama, todos coinciden en que la segunda vuelta electoral es un fenómeno casi invariable. Y van más allá, vaticinar cuáles agrupaciones serán las que pasarán a este balotaje. Es prácticamente imposible predecir entre quiénes se va a decantar el electorado costarricense.



En este momento, las cinco agrupaciones con mayor caudal realizan grandes esfuerzos por conquistar electores, pero mientras tres de ellas no definan aún quiénes serán sus abanderados, la probabilidad de emitir algún juicio que se aproxime al resultado final, es un mero ejercicio especulativo sin sustento real.

Junio y julio serán meses decisivos para la Unidad, el PAC y el Movimiento Libertario, pues durante esos dos meses se definirán las candidaturas presidenciales de estas fuerzas políticas. Ante un electorado con el 50% sin simpatía partidaria, la figura del candidato adquiere un rol protagónico; y si a ello agregamos que un 40% de los potenciales votantes es menor de 35 años, la juventud tiene en sus manos la trascendental decisión de definir quién regirá los destinos de la patria en el próximo cuatrienio.

JÓVENES COSTARRICENSES, USTEDES TIENEN LA PALABRA.