Leiner Vargas

Leiner Vargas

Enviar
Martes 3 Abril, 2018

Reflexiones

Los retos del nuevo Presidente

Empiezo por enviar una felicitación al presidente electo, Carlos Alvarado, quien ganó claramente la segunda vuelta electoral con un 60% de los votos, haciendo historia en convertirse en el segundo presidente del Partido Acción Ciudadana (PAC) y el más joven de nuestros presidentes con apenas 38 años de edad. El candidato del PAC y ahora Presidente electo, logró repuntar en el último mes de la primera ronda y supero sin duda alguna, la oferta y propuesta electoral del partido evangélico del también joven Fabricio Alvarado. Quisiera atreverme a plantear tres grandes retos del nuevo mandatario que pondrán, a mi parecer, la diferencia entre el primero y el segundo gobierno PAC de la historia política costarricense.

Unir al país luego de una campaña electoral muy polarizada y que puso en evidencia las grandes diferencias entre el centro del país y las regiones periféricas, las diferencias entre clases sociales y sobre todo, las diferencias entre quienes han sido beneficiados por el sistema económico y educativo y quienes aún son excluidos de este. Ese desafío de unir al país, sobre una agenda del llamado gobierno de unidad nacional será a todas luces las muestras del cambio, que claramente quedó en deuda en la administración Solís Rivera. Conformar un gobierno de unidad nacional será una tarea sustantiva en el marco de una agenda país que pasa por reformas legales sustantivas que requieren gran capacidad de liderazgo y negociación en el congreso.



Resultados y obras de lo que deberá ser un gobierno competente, que ya no tiene excusa para apelar al aprendizaje o al control de las instituciones por otros grupos políticos, deberá rendir resultados y eso necesariamente lleva a tener más pragmatismo y apertura en el estilo de gobierno. El gobierno de Carlos Alvarado tendrá plena libertad para completar juntas directivas e imponer agendas de cambio, al estilo PAC, en todas las instituciones autónomas y semiautónomas, el reto ahora es cumplir sin aspavientos y con resultados las promesas en empleo, pobreza, infraestructura, ambiente y educación, entre otros temas, asumidos por el llamado del nuevo gobierno de unidad nacional. La promesa de hacer y mostrar resultados deberá superar sin duda lo hecho por el primer gobierno PAC, que dejó más promesas que resultados. Este componente incluye resultados en materia fiscal y en la agenda de reforma institucional de ingreso a la OCDE, que están pendientes desde hace varios años.

Tener un gobierno capaz de combatir la corrupción y mostrar una nueva actitud ética en el funcionamiento de lo público será, desde mi perspectiva, el más importante reto del nuevo Presidente. La deuda ética del gobierno Solís Rivera es una sombra gris que claramente marcará positiva o negativamente a la nueva administración. El blindaje del principal capital político con el que nació el PAC será, desde mi perspectiva, la verdadera prueba de que ha cambiado la forma de hacer política en el país. El capital político acumulado es un bien escaso y será poco el tiempo para tomar decisiones que muestren el cambio hacia el gobierno de unidad nacional.

Termino diciendo que les deseo lo mejor, al Presidente electo y a las nuevas autoridades de su gobierno, sabiduría para afrontar los desafíos, prudencia para evitar enloquecer ante la embriaguez del triunfo, respeto para poder encarar una negociación ardua y difícil. Empero, espero que el futuro gobernante y su equipo puedan enfrentar con inteligencia, amparados en la que será ahora y por los próximos cuatro años, la hoja de ruta, el timonel y la tripulación del barco en el que llevaremos al país hasta 2022.

www.leinervargas.com