Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 27 Diciembre, 2017


Los ocho deseos para 2018

  • Que desaparezcan las listas de espera en la Caja. Todos pagamos por un servicio de atención médica de primera y las largas esperas para ser atendido o intervenido por un especialista son más que todo tercermundismo ligado a la indiferencia que caracteriza a la mayoría a los administrativos de esa institución.
     
  • Que tengamos paz en nuestros barrios y calles.  La tasa de homicidios ahora es de 11 por cada 100 mil habitantes.  Las Naciones Unidas califica a un país que tiene una tasa por encima de diez como peligroso.
     
  • Que todo educando, de siete a 24 años, tenga acceso a los mejores recursos del país.  Que pueda recibir toda la educación de calidad que desea en un ambiente que conduce al aprendizaje que incluye acceso a computadores e instrucción en el idioma inglés de maestros y profesores que dominan la tecnología y el manejo de esa lengua.
     
  • Que haya una mejoría dramática en el servicio de transporte público.  Para lograr esto tendrá que haber una reorganización de las rutas; que quienes aspiran a gobernar a partir de mayo se comprometan a poner orden al fin a una situación caótica y de mal servicio.
     
  • Que haya estímulo y apoyo con recursos para cualquier habitante que quiera poner su empresa propia.  La futura creación de empleos será en las pequeñas y medianas empresas y se requieren personas creativas y trabajadoras que tengan una visión que convierten en un centro de producción privado.
     
  • Que se creen lugares y espacios de recreo con amplias áreas verdes seguras en todos los cantones del país.  Las familias incluyendo los niños deben tener lugares al aire libre donde puedan hacer ejercicio, hacer pícnic, practicar deportes y en general descansar sin preocuparse.  Todos necesitamos un respiro de vez en cuando.
     
  • Estos constituyen algunos de los factores que debería aportar una sociedad a sus ciudadanos para que haya bienestar.  Cuando se pregunta a los ticos en las encuestas lo que quisieran que tuvieran sus hijos muchos responden que obtengan un “buen empleo”.  Lamentable, este es un concepto “relativo” aparte de lo que pudiera ser el salario para el que ocupa el empleo. Lo que todos sabemos es que para obtener un “buen empleo” es indispensable recibir una educación formal que dé las herramientas para que pueda la persona desempeñarse bien.  Uno de los problemas grandes que tiene el país es que hay un grupo grande de jóvenes que abandona sus estudios cada año.  Esto no es algo que puede controlar el Estado; se requieren padres responsables que estimulen y promuevan la importancia del estudio. Esto da cabida al octavo deseo en esta lista:
     
  • Se requieren urgentemente padres responsables y dispuestos a trabajar y apoyar a sus hijos para que estos puedan prosperar y vivir de forma plena en la sociedad. Cualquiera puede tener un hijo pero es persona especial quien puede criar bien a un niño o niña.
    Para 2018 deseo todo lo mejor para la nación costarricense.


[email protected]