Enviar
Los malos hábitos en el trabajo

Fumar, comer mal o decir malas palabras, pueden ser muy mal vistos en su oficina

Melissa González
[email protected]

Despegarse de ciertas prácticas comunes de la vida personal es difícil cuando se pasa más tiempo en la oficina que en el hogar.
En la actualidad la salud de los empleados es muy valorada por las empresas, por eso hábitos que vayan en contra de ella pueden generar roces.
Fumar, malos hábitos alimenticios y beber licor, pueden ser molestos.
El vocabulario que utiliza con sus amigos e incluso la ropa de su preferencia puede ser un reflejo negativo.
“Puede ser que a mí me guste un estilo de ropa deportiva o más de vanguardia, pero si la empresa busca un estilo más clásico hay que respetarlo”, expresó Juan Carlos Bonilla, experto en protocolo.
Una de las recomendaciones publicadas en un artículo de yahoo.com es conocer muy bien las políticas de la empresa y preguntar al departamento de recursos humanos, si tiene alguna duda.


Cuide estos aspectos

Ser desconsiderado o mandón en la casa es un hábito que no se debe llevar al trabajo, esta es una lista de algunas costumbres comunes que pueden afectar el ambiente laboral

• Fumar, beber y comer de más
Empleados con hábitos poco saludables pueden ser menos productivos y por lo tanto ser vistos de forma negativa por parte de las empresas. Cada vez menos compañías permiten fumar en el lugar de trabajo y puede ser molesto para los compañeros en horas como el almuerzo o el café.

• Las relaciones románticas
Salir con alguien de la competencia, no solo de su misma oficina, puede ser una situación engorrosa. Pregunte si en su trabajo tienen políticas sobre este tema.

• Actividades políticas
Trabajar como voluntario de un partido político y que su jefe sea del partido opositor podría generar también algunos roces laborales.

• El chisme
Este es un hábito que causa grandes problemas laborales, ya que se pone en duda la reputación de las personas e incluso puede ser causa de despido, ya sea de quien lo inventó o de la víctima. Genera un ambiente laboral de mucha inseguridad.

• El desorden
En especial cuando se trabaja en oficinas compartidas, puede afectar toda la estética del lugar, el ambiente y el rendimiento de los trabajadores.

• Los problemas personales
Hablar de más sobre problemas personales para ser el centro de atención genera desconfianza y da una imagen de inestabilidad, esto no quiere decir que no se pueda tener un confidente en el trabajo, pero debe manejarse con cierta discreción.

• La presentación personal
Este es un aspecto fundamental, ya que aunque algunas empresas marcan sus pautas en cuanto a la vestimenta de los empleados, hay otras donde hay mayor flexibilidad, lo importante es que usted dé una buena impresión, mantenga la limpieza y la decencia.

• Uso del vocabulario
A nivel de ambiente esto puede afectar, ya que algunas personas utilizan palabras que aunque para ellas sean comunes sus compañeros pueden sentirse afectados y tomarlas como groserías.

• Normas de cortesía
Tratar con educación y respeto a los compañeros de trabajo es esencial, principalmente en los mandos directivos, ser muy impositivo y poco amable llega a afectar el ambiente laboral.

Fuente: Kattia Morales, psicóloga y www.yahoo.com
Ver comentarios