Logo La República

Lunes, 21 de septiembre de 2020



COLUMNISTAS


Los emperadores de la economía digital

Mauricio París [email protected] | Viernes 07 agosto, 2020


La audiencia de la semana pasada en el Congreso de los Estados Unidos surge en un contexto en donde el 77% de los estadounidenses considera que los gigantes tecnológicos tienen demasiado poder.

De emperadores de la economía digital calificó la semana pasada un congresista de los Estados Unidos a los cuatro principales CEO’s del mundo de la tecnología, que comparecieron ante el House Judiciary Committee del Congreso, en el marco de una histórica investigación sobre presuntas violaciones en materia de competencia atribuidas a estas empresas.

Amazon, la empresa más beneficiada económicamente con la pandemia y propiedad del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, es investigada por utilizar los datos de las compras en su plataforma, que le generan información muy valiosa sobre patrones de consumo de los usuarios, para lanzar sus propios productos, o adquirir empresas para competir con sus propios clientes en sectores de alta demanda, acusación que la empresa niega. Se le cuestiona también por requerir el pago de publicidad a los vendedores de su market place para mejorar sus resultados en búsquedas, o por acaparar determinados mercados, como por ejemplo el de los libros electrónicos, en donde estudios afirman que domina el 90% de las compras.

En el caso de Alphabet, empresa dueña de Google y YouTube, las investigaciones se orientan al dominio que tiene su buscador y la forma en la que estaría redirigiendo búsquedas a sus propios productos o a aquellos que le contratan publicidad. Si bien la empresa ha defendido que existen muchos otros buscadores y la gente mayoritariamente usa Google porque es un mejor producto, se cuestiona por ejemplo el que Google pague a Apple una enorme cantidad de dinero por ser el buscador predeterminado en el iPhone, lo que debilita, dicen, el argumento de que su uso se deba únicamente a la preferencia de sus usuarios.

Facebook, y su CEO Mark Zuckerberg -un compareciente frecuente en este tipo de investigaciones- son cuestionados principalmente por su adquisición de empresas más pequeñas, como Instagram o WhatsApp, que sería una estrategia para eliminar competidores. El poder de mercado de Facebook es innegable: casi 3000 millones de personas utilizan alguna de sus aplicaciones, muy por encima de los números de otras empresas como WeChat, Twitter o la polémica TikTok. Con este gigantesco mercado, las acusaciones también se dirigen al poder que tiene la empresa en la venta de publicidad. Pero los reproches a Facebook también incluyeron su rol en la difusión de contenido falso, especialmente sensible en tiempos de pandemia, en donde se difunden curas inseguras o se relativiza o cuestiona el uso de mascarillas.

En cuanto a Apple, las acusaciones se centran en el uso de su App Store y el cobro a los desarrolladores de un 30% de las ventas de las aplicaciones que allí se ofrecen, así como respecto a la priorización de sus propias aplicaciones versus las de terceros, reproche en el que ha insistido por ejemplo Spotify. Aunque Apple no domina el mercado global de los teléfonos celulares por su precio, sí tiene una posición dominante en el mercado estadounidense y de los países más desarrollados.

¿Por qué Bill Gates no estaban allí? Cabe recordar que Microsoft había sorteado con éxito una gigantesca batalla legal a inicios de Siglo, luego de que el Departamento de Estado presentara una demanda precisamente por prácticas monopolísticas, que derivó en una orden judicial para que la empresa se separara en dos. Esta orden fue finalmente anulada por un tribunal superior, y la empresa terminó cerrando un acuerdo con el Departamento de Estado y adoptando algunas medidas correctivas.

Lo que se discute en esta audiencia no es menor, y puede tener incidencia global. Por la realidad política del Congreso de los Estados Unidos, quizá no se llegue a aprobar ninguna ley en el futuro cercano, pero sí cabrían acciones legales por parte del Departamento de Justicia o la Comisión Federal de Comercio.

Las empresas de tecnología han sido reacias a las regulaciones, salvo en materia de privacidad en donde han solicitado recientemente que se les regule con reglas claras. El propio sistema norteamericano es reacio también a las regulaciones. Sin embargo, la percepción mayoritaria de los norteamericanos, un 77% según un estudio del Knight Foundation, es que estas empresas tienen excesivo poder, lo que es considerado por algunos nocivo no sólo para la competencia, sino incluso para la democracia.

El que esta investigación se realice en medio de una pandemia como la que vivimos introduce un factor importante en la discusión, ya que, si bien se puede culpar a estas empresas de muchas cosas, también debe reconocérseles que, con su innovación, han diseñado el mundo en el que vivimos, en donde la virtualidad permite el desarrollo de actividades y vínculos que de otra forma no podrían desarrollarse. Mientras seguía la comparecencia en vivo por YouTube desde mi casa, y observaba a estos emperadores comparecer remotamente al Congreso, por el riesgo del virus, pensaba en lo irónico de que todo esto fuera posible gracias a la tecnología que los mismos congresistas atacaban ferozmente.

NOTAS ANTERIORES


El futuro de los Partidos

Viernes 18 septiembre, 2020

Es un proceso complejo que debe realizarse en los 82 cantones del país, para construir desde ahí las 7 asambleas provinciales y culminar con la formación de la

Más impuestos, más pobreza

Jueves 17 septiembre, 2020

A pesar de las promesas anteriores del gobierno, ya está hablando de subirnos a todos los impuestos






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.