Enviar
“Los abrazos rotos” genera opiniones divididas
Para algunos es merecedora de un premio, otros consideran que su director, Pedro Almodóvar, está en baja forma

Después de tres meses en las carteleras españolas, “Los abrazos rotos” revivió en Cannes.
Siempre interpretada bajo las claves del melodrama con tintes de cine negro, “Los abrazos rotos”, película que el director tilda como una de las más complejas de su carrera, fue de algún modo reescrita por él mismo en Cannes, donde aspira a la Palma de Oro.
Esta nueva versión la había guardado para sí.
“Es una metáfora que no está clara, está dentro de mis intenciones y si no la digo no se sabe. Lo que ocurre es que no encontré un hueco para que en la película se expresara de un modo explícito”.
Las dos identidades que el personaje principal de su película adopta —Mateo Blanco y Harry Caine— pueden interpretarse como un país que huye de su propio pasado, pero que finalmente tiene que enfrentarse a sí mismo.
“Las películas que hacía en los 80, de un modo deliberado, no estaba ni la sombra de Franco. Para mí negaba que Franco hubiera existido y era el modo de vengarme contra su memoria”, afirmó.
“Pero llega un momento en el que es imposible renunciar a la memoria. Es necesario afrontarla para equilibrar la situación”.
La primera proyección de “Los abrazos rotos” en Cannes tuvo división de opiniones, desde los que la consideran merecedora de premio, hasta los que aseguran que se han encontrado con un Almodóvar en baja forma.
“Es una de las historias más profundas rodadas en Europa en los últimos años”, comentó a EFE un periodista holandés.
“Me ha fascinado que, además de tener referencias a otros directores, esta vez se haya homenajeado también a sí mismo. Hay escenas que son ya clásicos”, añadió.
Una periodista italiana, en cambio, aseguró que “la construcción del filme es genial, pero no sé cómo funcionará con el público. Creo que, aunque es una película muy sentida y muy vivida, quizá se aburran un poco”.
Y el periodista del Daily Mail, el mismo que reprochó a Lars Von Trier haber realizado “Anticristo”, agradeció al director manchego su “provocación, en el buen sentido”.
Pedro Almodóvar desplegó su mejor sentido del humor en la rueda de prensa, acompañado por todo el equipo de la película, entre ellos Penélope Cruz, que acudió a pesar de estar pasando una gripe.
“Los abrazos rotos”, que se presentó ayer en el Festival de Cannes, es “uno de los guiones más complejos, más atrevidos y más valientes” del director español, declaró su principal intérprete, la actriz Penélope Cruz.
“El guion me sorprendió al leerlo de la primera a la última página, y le estoy agradecida a Pedro de haberme otorgado de nuevo su confianza y de haberme dado un papel tan maravilloso y tan diferente de los que yo había hecho antes”, agregó la actriz.

Cannes
EFE y AFP
Ver comentarios