Arturo Jofré

Arturo Jofré

Enviar
Viernes 5 Febrero, 2010


Llegó la hora

Se acabó esta campaña electoral, ahora son los comandos los que deben mostrar su capacidad de organización para que todo esté debidamente controlado en el día crucial. Los dados ya están lanzados, pero todavía en movimiento. LA REPUBLICA publicó el martes los pronósticos que hacen columnistas del periódico, en mi caso traté de interpretar al electorado (tarea plena de riesgos), pero es un pronóstico, no una preferencia. Creo que hay nublados que solo el domingo se despejarán, veamos los más relevantes.
Primero, las tendencias nos dicen que doña Laura obtendrá la primera mayoría, pero hace rato no crece y está equilibrándose peligrosamente en la línea del 40%, lo que la llevaría a una segunda vuelta. Segundo, don Ottón Solís comenzó su carrera ascendente y, si nos atenemos a la elección pasada, nadie sabe hasta donde alcanzará esta marea, la que puede terminar con todas las “fotos” de las encuestas y pronósticos. Tercero, la lucha por el segundo lugar no está clara y dependerá más del tamaño de la marea de don Ottón que de otros factores. Cuarto, que algo pasó con la velocidad que llevaba don Otto Guevara, las mismas encuestas que lo alzaban ahora lo frenan… y en la pura recta final.
Al cierre de campaña quedan otros interrogantes que de alguna manera influirán en los resultados. ¿Por qué don Ottón Solís se prepara siempre para los exámenes a última hora? Si fuera más metódico para fortalecer la base de su partido y lanzar redes sociales que tuvieran un poco, solo un poco de vida durante la época no electoral, qué distinto podría ser el panorama. En los debates se mostró seguro, con datos duros, con tranquilidad y consistencia en sus ideas fundamentales.
¿Por qué don Otto Guevara insistió hasta el final en su lucha frontal contra don Pepe, contra los Arias, contra…? En el pasado don José María Figueres estuvo a punto de caer en medio de graves acusaciones, lo salvaron los ataques desmedidos. Aquí las peleas y enfrentamientos deben durar poco porque cansan y pueden revertirse. Don Otto es un profesional inteligente y hábil, ha sido capaz de crear una fuerza electoral enorme en poco tiempo y ha ido modelando sus planteamientos en torno al objetivo central que lo impulsa, pero tiene el gran desafío de crear confianza en sectores importantes de la sociedad. Al igual que a don Ottón le falta consolidar una red social que le sirva de plataforma más permanente y que no los haga verse tan solos entre tanta gente. ¿Por qué doña Laura se centró solo en el continuismo y no dio espacio a la esperanza, a la ilusión, a todo lo que entusiasma y motiva a la gente? Hay sectores importantes de la sociedad que temen al cambio ofrecido por otros candidatos y la campaña de doña Laura se ha valido de eso, pero lo anterior no excluía el volar un poco y no conformarse con estar haciendo equilibrio en la línea del 40%. Doña Laura pudo haberlo hecho sin correr riesgos, sin lanzar al aire falsas expectativas. La ilusión siempre es necesaria, es el germen de toda gran obra.