Enviar
Lindsay Lohan de nuevo en problemas
La actriz podría volver a la cárcel aunque se declare culpable por el robo de un collar

Debido al caso que se sigue en su contra por el presunto robo de un collar valorado en $2.500, la actriz estadounidense Lindsay Lohan podría volver a vivir entre las paredes de una cárcel.
La protagonista de la película “Mean Girls” acudió ayer a una audiencia en la Corte de Los Angeles, en la que el juez le indicó que, aunque llegue a un acuerdo con la fiscalía para declararse culpable y recibir una sentencia menor a la que tendría si enfrenta un juicio, ella siempre tendría que ir a prisión.
“Yo trato a todos igual. No me importa que usted sea Lindsay Lohan o fulano o sutano. Eso no me afecta", le dijo a la actriz el juez Keith Schwatz, según señalaron medios internacionales.
“Si usted se declara culpable en mi presencia, si este caso se resuelve ante mí, usted irá a la cárcel. Punto”, añadió el juez.
El supuesto hurto se habría dado en una joyería en Venice, California, pero la actriz siempre ha asegurado que se trató de un accidente, pues pensó que podía tomarlo prestado.
Lohan tendrá su próxima audiencia en la corte el 10 de marzo y si no acepta el acuerdo con la oficina del fiscal y no se declarara culpable, podría igualmente enfrentar el riesgo de ser enviada a prisión por haber violado los términos de la libertad probatoria que recibió en enero pasado por el mismo caso.
Asimismo se iniciaría un juicio que podría ponerla tras las rejas por un tiempo mayor.

Carolina Barrantes
[email protected]



Ver comentarios