Liderato se disputa en la cuna
Lewis Hamilton llegará a casa donde buscará ganar por cuarta vez consecutiva. F1/La República
Enviar

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari), que reforzó su liderato en el Mundial de Fórmula Uno al acabar segundo el Gran Premio de Austria, ganado por el finés Valtteri Bottas, compañero de Lewis Hamilton en Mercedes, entrará con 20 puntos de ventaja sobre el inglés en su casa, Silverstone, donde el campeonato atravesará su ecuador el domingo 16 de julio.

Vettel, que encabezó el cuatrienio glorioso (2010-13) de Red Bull, suma 171 puntos, 20 más que Hamilton, quien aspira a igualar el número de títulos de su gran rival y evitar, de paso, que este no emule este año al pentacampeón mundial argentino Juan Manuel Fangio, colocándose a solo dos coronas de las siete con las que el alemán Michael Schumacher detenta el récord absoluto en la Fórmula Uno.

El alemán, quien el pasado lunes cumplió 30 años, podrá viajar sin nervios al feudo de su gran rival, el circuito de Silverstone, en Inglaterra, la cuna de la categoría reina del automovilismo, que en 1950 albergó la primera carrera en toda la historia de la F1.

Por lo tanto, para quitarle el liderato el próximo domingo al teutón, a Lewis solo le valdría ganar la carrera y esperar a que su gran rival se clasifique por debajo del sexto en Silverstone.

Pista en la que atravesará su ecuador un Mundial que se reanudará el último fin de semana de julio en Hungría, antes del parón previo al cierre del ciclo europeo: a finales de agosto, en Bélgica; y a principios de setiembre, en Monza (Italia).

Dos semanas después, a mitad de setiembre, se correrá en Singapur (en Marina Bay). Y los dos primeros fines de semana de octubre habrá carreras en Malasia (Sepang) y Japón (Suzuka).

Después, la F1 disputará tres pruebas en América, antes del cierre de la temporada en Abu Dabi: los dos últimos fines de semana de octubre, en Austin (Texas, EE.UU.) y en Ciudad de México; y el segundo de noviembre, en Sao Paulo (Brasil).

Pero este fin de semana los pilotos no serán los únicos protagonistas, ya que el Club de Pilotos de Carreras Británicos (BRDC por sus siglas en inglés), propietario del circuito de Silverstone, activó formalmente la cláusula de rescisión con la F1, por lo que, si no hay un nuevo acuerdo, 2019 será el último año que se dispute el GP Británico.

El presidente del Club, John Grant, explicó así la medida: "La decisión ha sido tomada porque no es financieramente viable para nosotros el Gran Premio Británico en los términos del actual contrato".

"Soportamos pérdidas de 2,8 millones de libras en 2015 y de 4,8 millones en 2016, y prevemos perder una cantidad semejante este año. Hemos llegado al punto en que no podemos permitir por más tiempo que nuestra pasión por el deporte dirija nuestras cabezas", afirmó Grant en un comunicado del Club.
 

Ver comentarios