Enviar

Pasivos suman más de ¢600 millones tras elecciones

Libertarios temen desaparecer por deudas

Crecimiento de grupos de izquierda también afecta donaciones a partido

201403212319160.n4.jpg
Tras las elecciones nacionales, algunos integrantes del Movimiento Libertario temen desaparecer en los próximos cuatro años.
No solo por la elevada deuda que les dejó el proceso electoral, sino también por el contexto político.
Varios líderes de ese partido indican que deberán tocar puertas para buscar un arreglo de pago y de esta forma, mantenerlo con vida.
Los libertarios se endeudaron por más de ¢2.600 millones para estas elecciones.
No obstante, solo tienen derecho a recibir poco más de ¢1.800 millones por concepto de la contribución estatal.
De esta forma, Otto Guevara y sus colaboradores más cercanos le deben al Banco Lafise una buena cantidad de dinero que en estos momentos no pueden pagar.
“Al hacer un análisis de lo que nos toca por concepto de deuda política y las donaciones que recibimos, quedamos con unas deudas superiores a ¢600 millones, lo cual nos deja en estado de choque y con el peligro de que el Movimiento Libertario desaparezca”, explica Carlos Herrera, tesorero de ese partido.
A la preocupación financiera de los libertarios se agrega también el crecimiento de la izquierda en el gusto de los votantes, por medio del Frente Amplio y el PAC.
En ese sentido, los libertarios esperan una gran dificultad para atraer donantes durante los próximos  años.
En su defensa, las autoridades libertarias no creen que existiera irresponsabilidad en la forma como se manejo la campaña política.
Esto, porque antes de los comicios las encuestas daban a los libertarios hasta un 20% de apoyo electoral para Guevara, lo cual hizo que el banco abriera la llave de los préstamos.
Sin embargo, a final de cuentas los rojiblancos quedaron muy por debajo de las expectativas con un 11% de respaldo electoral y la reducción de su fracción legislativa de nueve diputados a tan solo cuatro representantes.
201403212319160.n44.jpg
El panorama dificultoso que enfrentarán los libertarios se asemeja al PUSC en 2006, cuando dicha agrupación quedó altamente endeudada y casi desaparece del espectro político.
Días antes de los comicios, Guevara indicó que lograr menos diputados en las elecciones de 2014 sería para el partido un fracaso.
“No hay por qué temer, el Movimiento Libertario no va a desaparecer, vamos  a afinar el pago de la membresía y a levantarnos”, dijo Guevara.
De los partidos grandes, el Movimiento Libertario es el único que quedó con elevadas deudas tras el proceso electoral.
Por ejemplo el PLN y el PAC recibirán más de ¢5 mil millones por concepto de deuda política, lo cual les permitirá salir tablas de sus gastos de campaña.
La deuda política es la contribución que hace el Gobierno a los partidos para que financien sus operaciones de campaña y se calcula de acuerdo al 0,19% del PIB del año trasanterior a las elecciones.
En principio eran más de ¢43 mil millones para estas elecciones, pero los diputados recortaron el monto a prácticamente la mitad.
La ayuda eso sí, solo podrán recibirla las agrupaciones que lograron elegir al menos un diputado o que consiguieron más del 4% de los votos válidos para Presidente.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios