Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 21 Septiembre, 2015

Las respuestas poco importan, se trata de “un revoltoso más”, que “sirva de escarmiento para otros”… mientras tanto, recojamos firmas para Leopoldo, es más chévere

¡Libertad!... ¡Justicia!

…¡CONDENADO!… Cárcel por 12 años. Un valiente. Un incansable luchador por la justicia social, la democracia, por la libertad, por los más pobres... Un estudioso, solidario. En la protesta, en la organización... en la propuesta… no me refiero a Leopoldo López.
No es necesario viajar a Venezuela, ni consultar RRSS, ni las cadenas internacionales de noticias, solo es una nota roja en los medios locales.
Se trata de un dirigente de causas sociales que fue condenado luego de 15 años por un Tribunal que ignoró testimonios y hechos.
Sé que lo políticamente correcto es aceptar los fallos judiciales. Esta vez levanto mi voz para exigir un JUICIO JUSTO, sin carga ideológica, sin criminalizar el activismo social.
En el año 2000 fueron acusados Orlando Barrantes, hoy presidente del Foro Nacional de Vivienda, e Iván Angulo, por “secuestro extorsivo contra policías”. Sin embargo, quedó debidamente documentado que ambos no se encontraban donde ocurrieron los hechos. Aun así, fueron acusados durante 15 años.
Han debido enfrentar varios juicios; absueltos en uno de ellos. El miércoles, declarados culpables por un Tribunal Penal de Pococí. Sentenciados a 12 años de prisión por hechos que no pudieron ser probados. Además de ordenar una incomprensible prisión preventiva por seis meses mientras la sentencia queda en firme.
He conocido a Orlando como fuente, por muchos años. En los últimos tres denunciando el retraso en la adjudicación de bonos de vivienda para los más pobres; denunciando la no utilización del presupuesto del Banvhi.
Unos meses antes que el Ministro de Vivienda señalara que “devolvería” los 21.000.000 a la CNE destinados a las víctimas del huracán Thomas, Orlando denunciaba que eso iba a ocurrir, al igual que de las 191 familias que tenían que reubicarse del Triángulo de la Solidaridad, solo a siete se les había otorgado el bono de vivienda.
Con papeles en mano, mostró no solo el atraso en la entrega de bonos vía artículo 59, sino el superávit que en ese momento llegaba a ¢139.000.000.000… mientras tanto 200 mil familias pobres, más de 25 mil familias en extrema necesidad, esperando una vivienda digna…
Orlando es un hombre bueno, líder natural, siempre negociador… encarcelado hoy. Los sueños de Orlando se parecen a los suyos, a los míos, anhela una sociedad más justa.
Me asombra el fallo, aparecen las preguntas.
¿Por qué la prisión preventiva? ¿Acaso no han permanecido durante 15 años acudiendo a todos los juicios...? ¿15 años el tiempo justo, para otorgar justicia?... ¿Cuántos juicios debe enfrentar un acusado hasta que algún Tribunal lo condene?... ¿Pierde o no credibilidad el sistema judicial costarricense con fallos como estos?...
…¿Será esa la razón por la que la señora aparece con los ojos vendados… porque le horroriza la injustica?
Las respuestas poco importan, se trata de “un revoltoso más”, que “sirva de escarmiento para otros”… mientras tanto recojamos firmas para Leopoldo, es más chévere.


Iris Zamora