Enviar
Liberianos celebraron

Cristian Williams
[email protected]

La fiesta no estaba preparada para ellos, pero eso no importó. Los jugadores y la afición de Liberia Mía hicieron suyo el terreno de juego del Rosabal Cordero y celebraron a más no poder.
El anotador del primer gol de los pamperos, Michael Umaña, dijo que lo que vive es una gran fiesta, sobre todo porque le ganaron a un gran equipo y demostraron que estaban para grandes cosas.
“Vinimos a Liberia a hacer un gran trabajo, por eso le damos este título a la afición que siempre nos apoyó. El grupo sacó la casta, vinimos de menos a más. Esto apenas se inicia, vamos a demostrar que podemos hacer una buena Concacaf”, aseguró Umaña.
En el caso de Leonardo González sufrió una serie de sentimientos encontrados, ya que su corazón se partió entre el amor que le tuvo al Herediano, el equipo de toda su vida, y Liberia Mía, con el que logró cumplir su sueño de ser campeón.
“Tengo un gran aprecio por esta institución, desde el inicio dije que este partido iba a ser difícil para mí, pero saqué lo más profesional de mí y me entregué por Liberia. Estoy feliz, pero a la vez triste porque sé que mis amigos en Heredia también querían salir campeones”, amplió entre lágrimas González.
Para el capitán pampero, Harold Wallace, quien fue punto alto a lo largo de toda la temporada, jugando como lateral derecho, defensa central y hasta volante de contención, este, que ha sido su sétimo campeonato, no tiene comparación.
“Para mí fue una determinación complicada, dejé atrás un equipo grande como Alajuelense para venir a vivir esta experiencia. Con mucho trabajo logramos en el corto plazo ser campeones, estoy muy feliz”, dijo Wallace.
Desde Francia llegó a Liberia el estratega Alain Gayhardy, quien destacó que trabajaron en silencio y lograron recoger los frutos de una muy buena temporada. “Sabemos manejar bien los partidos afuera, hay que saber cómo hacerlo, trabajamos mucho la parte táctica”.
Otro jubiloso fue el dueño del equipo, Mario Sotela, quien en medio del camerino expresó que ganaron en la cancha y demostraron que fueron el mejor equipo.
“Esto es un premio, fue muy duro, los jugadores pusieron el orgullo y el honor. Esto es un sueño cumplido y sé que vienen mejores cosas para todos”, detalló el propietario.
Mientras, Ronald Mora le pidió disculpas a la afición herediana que quería el campeonato, y felicitó a Liberia Mía, “hizo un buen partido es un digno campeón”.
Ver comentarios