Enviar
Levante eliminado

El Valencia no dio opción al Levante, de Keylor Navas, resolvió el derbi en la primera parte y se convirtió en el último semifinalista de la Copa del Rey, en la que se medirá con el Barcelona por un puesto en la final.
La historia del partido acabó con el gol de Aduriz y quedó certificada poco después con el tanto de Piatti. Con un parcial de 6-1, no eran necesarios los 60 minutos de juego que restaban en la eliminatoria.
Mientras el primer tiempo del partido mantuvo la tensión y la igualdad durante casi media hora, en la segunda mitad uno y otro equipo empezaron a pensar en lo que viene por delante, en el caso del Levante, la Liga, y en el del Valencia esta competición y la visita del poderoso Barcelona a Mestalla la próxima semana.
El Levante imprimió un buen ritmo desde el principio, consciente de que por ahí pasaban las pocas opciones que tenía de superar la eliminatoria tras el 4-1 de la ida.
Por contra, el Valencia trataba de tener el balón y de no apresurarse, a la espera de encontrar su oportunidad para cerrar la eliminatoria con un gol a la contra.
Los locales mantuvieron el control del encuentro y crearon alguna ocasión de gol hasta que en el minuto 20, Piatti dio, sin acierto, el primer aviso del Valencia.
El segundo y el tercero ya no fueron avisos. En dos contragolpes, el primero acompañado por una cierta pasividad de la defensa local, el Valencia resolvió la eliminatoria.
Primero Aduriz y luego Piatti, en tan solo cuatro minutos, pusieron el 0-2 en el marcador y dejaron el partido resuelto. Por lo visto hasta entonces, el castigo para el Levante fue excesivo.
Así murió el partido, con el balón en posesión del Valencia, sin que el Levante tuviera opciones de marcar un gol, con todo decidido desde mucho antes y con un gol de Piatti a cinco minutos del final que supuso el 0-3 final.

Valencia, España/EFE
Ver comentarios