Enviar
Registra más cambios que sus antecesores, en similares periodos de mandato
Laura suma 17 bajas

Mujeres se bajan antes de tiempo, solo quedan tres de las ocho nombradas

En 17 ocasiones la presidenta Laura Chinchilla solicitó la renuncia a alguno de los miembros de su gabinete, pues dice que nadie le renuncia, sino que es ella, quien siempre decide cuando se bajan del barco que dirige.
Siete de ellos, es decir el 60%, fueron separados de sus cargos luego de cuestionamientos sobre su gestión.
Aunque conservó a uno de ellos, René Castro, a quien pasó de Relaciones Exteriores a Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, tras agudizarse el conflicto con Nicaragua.
Otras dos de sus ministras se marcharon tras discrepar con Chinchilla sobre cómo dirige el país.
El resto o fueron trasladados de una cartera a otra, o bien prefirieron bajarse antes de tiempo para ocupar un puesto en una entidad en el extranjero o aduciendo razones personales.
Las últimas dos bajas se dieron ayer, cuando se confirmó la salida de Irene Campos, titular de Vivienda, y Sandra Piszk, de Trabajo.
La primera ocupará un cargo en una organización internacional, mientras que la segunda irá a vivir a Roma, Italia, donde su esposo fue nombrado como cónsul. Ambas funcionarias dejarán su cargo hasta el 1° de diciembre entrante.
Guido Monge será el encargado de sustituir a Campos, y Olman Segura, actual presidente Ejecutivo del INA, relevará a Piszk.
Con la salida de esas dos jerarcas, solo quedan tres de las ocho ministras que nombró cuando asumió el poder el 8 de mayo de 2010.
Solo una de ellas fue sustituida por otra fémina, ocasionando que actualmente el gabinete esté conformado en un 86% por varones.
Trayéndose abajo la promesa de campaña de Chinchilla de contar en su equipo de trabajo con un 40% de mujeres, ello con la intención de darle equidad.
Aunado a ello, en similares periodos de mandato, la gobernante es quien reporta más cambios de ministros, si se compara con sus cuatro antecesores más recientes.
Abel Pacheco es quien está más cerca, con 16 variantes.
Entre tanto, la Presidenta aprovechó los dos nuevos cambios para anunciar también el nombramiento de Pedro Castro, como jerarca de Obras Públicas y Transportes. Dos meses después de que dimitió su antecesor Luis Llach.
Al mismo tiempo, que otorgó el cargo de ministra a Maureen Clark, presidenta ejecutiva del Inamu, cambio que no devengará un gasto más, solo significará un puesto en el Consejo de Gobierno.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios