Enviar
Viernes 16 Agosto, 2013

Nada ha demostrado un verdadero divorcio entre el Partido y su representante en Zapote. Ningún personero del PLN ha criticado el exceso de gasto del Ejecutivo en publicidad


Laura no está sola

Han querido hacernos creer que la Presidente está sola. Repaso hechos que me hacen concluir que tal afirmación no pasa de ser más que una movida política del partido oficial para poner distancia ante una administración que tiene una nota reprobatoria que supera a quienes en un momento se les consideró insuperables en esa calificación.
Antes de lanzar ese “producto” al mercado, el presidente del partido de gobierno, de forma casi sutil, manifestó que es importante que no se le cobre al PLN la impopularidad de esta administración, a pesar de que han acuerpado y endosado una administración cargada de lo que se percibe como desaciertos.
No fue sino a partir del 11 de abril, en vista de los eventos que se dieron en Alajuela, seguidos del “Perú-gate”, que surgieron voces de disonancia entre Zapote, el Balcón Verde.
A pesar de esa distancia que se ha buscado entre los dos polos que comparten y se distribuyen el poder (PLN/Ejecutivo) totalmente contradictorio a lo pregonado, se dieron reuniones para definir el candidato de la bandera verde y blanco a la Presidencia del Congreso en Casa Presidencial.
Al candidato/alcalde siempre se le vio junto a la señora Presidente en actividades oficiales, sin poder definirse completamente bajo cuál de sus dos nominaciones actuaba, o si lo hacía bajo ambas. Han surgido un par de tímidas críticas que no demuestran una verdadera distancia.
Diputados de la fracción verdiblanca han sido muy contundentes en su apoyo a la Presidente, palpable en el ayuno cuestionamiento y críticas en relación a diversos hechos que han generado controversia en la realidad nacional.
Cuando surge la controversia por el tema de refinería y se cuestiona por parte de algunos diputados la gestión de René Castro, pareció generarse un roce y divorcio entre el Ejecutivo y la Fracción del PLN. El 24 de junio informa la prensa que “La presidenta de la República, Laura Chinchilla, llamó por teléfono a varios diputados de su partido, Liberación Nacional, para pedirles que se abstengan de analizar el tema de la responsabilidad del ministro de Ambiente, René Castro, en el proyecto de la refinería con China, y el futuro de ese jerarca.”(http://www.nacion.com/nacional/politica/Laura-Chinchilla-discusion-Rene-Castro_0_1349665162.html). Ahí acabó el tema. La fracción acuerpa a una Presidente que realmente no está sola.
El 25 de julio la Presidente contó con el apoyo de su partido en pleno, se cambió el horario de los actos oficiales y el alcalde la recibió con los brazos abiertos, el mismo que rehusó el año anterior compartir la tarima con ella.
Nada ha demostrado un verdadero divorcio entre el Partido y su representante en Zapote. Ningún personero del PLN ha criticado el exceso de gasto del Ejecutivo en publicidad en momentos en que el fisco maneja un déficit que crece y preocupa, y cuando hay tantas otras necesidades que deben ser prioridad.
Es lógico y buenos estrategas que el PLN hoy busque distancia estratégica con quien llevó a Zapote hace casi cuatro años. Es importante para Araya no “vender” continuismo al electorado y el “marketing” va en ese sentido.
Lo cierto es que estoy convencido de que la Presidente no está sola.

Luis Alejandro Álvarez Mora