Enviar
Latinoamérica con potencial energético

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, instó a Latinoamérica a unirse para transformar la forma de usar la energía y aprovechar la revolución energética y tecnológica ambiental para crear fuentes eficientes y sostenibles.
“Los países de las Américas deben unirse para transformar la forma de usar la energía”, dijo Insulza en la inauguración de la segunda jornada de la reunión ministerial de las Américas sobre Energía y Clima, organizada por EE.UU. en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Estados Americanos (OEA), y que reúne a 32 países del continente americano.
“El tiempo ha llegado para enfrentar el desafío de la revolución tecnológica ambiental”, indicó el diplomático chileno.
En opinión de Insulza, el continente americano está en muchos sentidos mejor posicionado que otros “para enfrentar la revolución energética”, pues cuenta con algunos de las mayores reservas de recursos energéticos naturales y también ha avanzado de manera significativa en el uso de energías renovables, aprovechando fuentes como los biocombustibles, la energía eólica, entre otras, y creando redes de interconexión y de energías limpias.
En Latinoamérica no hay escasez de energía, pero aún 40 millones de personas no tienen acceso a esta y aún quedan importantes retos que resolver como la eficiencia energética y el coste asociado al uso de la energía y la sostenibilidad, señaló.
Las islas más pequeñas del Caribe, por ejemplo, aunque tienen “cobertura universal”, tienen desafíos “inmensos” en cuanto a costos y la sostenibilidad de su energía, recalcó Insulza.
La mayoría de esas naciones depende todavía de combustibles fósiles y esa dependencia tiene un alto coste, recordó, al tiempo que subrayó que los problemas de cambio climático exacerban aún más esas dificultades.
“Sobreponerse a estos desafíos requiere creatividad, voluntad política y persistencia de parte de Gobiernos y pueblos y la cooperación entre nosotros”, afirmó.
Insulza insistió en que la región debe esforzarse para mejorar su eficiencia energética, pues “sigue habiendo un gran potencial para reducir la necesidad de energía” y conforme mejore en este campo también se impulsa el desarrollo y crecimiento económico enfatizó el chileno.

Washington /EFE
Ver comentarios