Las ultrabooks piden pista
Enviar

Las ultrabooks piden pista

Más cómodas que las tablets y más livianas que las notebooks esperan las fiestas para dar el salto

201211272304431.n3.jpg
Quien hoy decida comprarse un dispositivo móvil deberá optar entre alguna de las diversas opciones de notebooks, tablets o celulares inteligentes. Pero se sabe: en el mundo digital lo único permanente es el cambio. Por eso, si Intel logra imponer su visión, muy pronto serán cuatro las alternativas: a las tres anteriores habrá que agregar las “ultrabooks”, notebooks poderosas y con estilo, más cómodas que las tablets (para trabajar y estudiar) y más livianas que las notebooks tradicionales, para llevar a todos lados. Algo similar a la Mac Book Air, que Apple llevó a las góndolas varias temporadas atrás.

Desde hace largos meses que el fabricante de los microprocesadores (el “cerebro” de las computadoras) viene conversando con los principales protagonistas de la industria para que fabriquen esta nueva categoría de notebooks. Para convencerlos, Intel desarrolló una nueva arquitectura informática móvil basada en sus chips que debe contar con una serie de requerimientos.

Tanto despliegue de tecnología, claro, tiene su contraparte: los equipos ultrabook que van saliendo al mercado por ahora son mucho más caros que las notebooks tradicionales.

Pero todo cambia, ya se dijo. Y la introducción de Windows 8, un sistema táctil por naturaleza, puede dar a las ultrabooks el empujón que les estaba faltando. Desde que Microsoft lo lanzó al mercado a fines del mes pasado, no hay día que no surja un nuevo modelo de ultrabook cargado con el nuevo sistema operativo.

 

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios