Las consolas dan batalla
Enviar

Las consolas dan batalla

En los próximos días saldrán al mercado la Play 4 y la Xbox One; enfrentarán un escenario muy cambiado


La PlayStation 3 fue lanzada en 2006; la Xbox 360 en 2005. Pasaron más de siete años, que para la industria tecnológica significa poco menos que una eternidad. Entonces no había celulares inteligentes ni tabletas; Facebook tenía dos años y muy pocos usuarios; Twitter estaba por nacer; la “nube” era solo un concepto. No había mejor forma para jugar que en una consola “atada” a un televisor.
Pero la tecnología móvil y las redes sociales lo cambiaron todo. Hoy se juega en todos lados, a todo momento, y en todo tipo de dispositivos. Así y todo, Microsoft y Sony no tiran la toalla y en los próximos días lanzarán su nueva generación de consolas: la Play 4 y la Xbox One, que toman nota del nuevo escenario, alientan juegos sociales, así como la integración con smartphones y tabletas.
Los dos productos vendrán con lo último en hardware, que les permitirá una mayor capacidad de procesamiento, animaciones mucho más realistas e incluso la introducción de inteligencia artificial.
La Play 4 será lanzada pasado mañana en Estados Unidos. Tendrá una potencia de procesamiento diez veces mayor que su antecesora. Además, traerá un nuevo mando bastante mejorado (con pantalla táctil, parlantes, mejor conexión, salida de auriculares y una forma más amigable para jugar). Pero no incluirá cámara.
La consola de Sony se “independizará” del televisor. Mediante una conexión WiFi, el usuario podrá seguir jugando en la portátil PS Vita. Además, a través de la opción Share podrá compartir los progresos de un juego con otros usuarios. Tendrá juegos exclusivos como Killzone: Shadow Fall, Infamous: Second son y Knack. Posteriormente se incorporarán otros títulos, como DriveClub.
A la Xbox One habrá que esperarla un poquito más. Saldrá al mercado una semana después: el 22 de noviembre. Traerá un nuevo Kinect (dispositivo que transforma el mismo cuerpo del jugador en su comando), que capturará video en alta definición. Además, comprenderá la voz y los gestos de los usuarios, y podrá reconocer hasta seis jugadores frente a la pantalla. Además, la aplicación SmartGlass permitirá que el dueño de la Xbox One pueda interactuar con ella a través de su tableta o celular.
La nueva consola de Microsoft será compatible con videojuegos de generaciones anteriores, incorporará canales de películas, series, música, y servicios como Skype que, a través de Kinect, permiten realizar y recibir llamadas mientras se está jugando. En cuanto a los juegos, contará con Ryse: Son of Rome, Forza MotorSport 5, Dead Rising 3 o TitanFall, Call of Duty y Ghosts o Fifa 14, entre otros.
Aunque, a grandes rasgos, las características de las dos nuevas consolas lucen similares, la Play 4 esconde un as bajo la maga: el precio. Se venderá a $399 en Estados Unidos, frente a los $499 de la Xbox One. Es decir, $100 menos.
Con las consolas adaptadas, de algún modo, al nuevo escenario digital, Sony y Microsoft esperarán ahora que Papá Noel haga lo suyo, y las lleve en buen número a los arbolitos que muy pronto serán armados en los hogares de todo el mundo.
 

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios