Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOG


Las matemáticas y el amor de madre

Wilberth Ramírez [email protected] | Martes 14 agosto, 2018


Investigar el valor es parte de nuestro trabajo en Wisdom Analytics: grupos de edades que generen mayor rentabilidad, efecto de aumento del recurso humano en la productividad, predecir su probabilidad de compra, etc. Quisimos entonces, cuestionarnos si podríamos cuantificar el valor del amor de una madre, ya que esta semana celebramos a una de las personas más importantes en nuestra vida.

Bienvenidos a Analytics & Strategy, un espacio donde compartiremos con usted casos que desarrollamos en nuestra compañía, en los que utilizamos la inteligencia de negocios y la ciencia de datos para ayudar a firmas, sea una pequeña empresa o una corporación, a subsistir y posicionarse en el mercado entre otros. En este primer artículo, quisimos primero presentarnos, para entrar en materia en las siguientes ediciones.

Hablemos entonces de las matemáticas y las mamás. Algunos ya sabemos que su afecto podría ser cuantificable en cuanto al número de veces que ella le sigue diciendo: “que dios lo acompañe”; “me avisa cuando llega”, “se lo dije”, “se me cuida mucho” o un “te amo”. Estas son las cosas que nos hacen pensar “mi mamá es la mejor del mundo”, ¿cierto?. La verdad es que no existe un “ranking de madres”, pero eso no importa. Ella seguirá siendo la mejor para cada uno de nosotros.

Ahora, nuestras acciones tienen consecuencias. Entonces, ¿afecta el nivel de amor de una madre cuando sus hijos se portan mal?. Creo que aquí muchos coinciden, que más bien nos vuelven a demostrar cuánto nos quieren al “enderezarnos” a su manera para que seamos mejores personas en el futuro. Algunas mamás lo hacen reganándonos, y otras a la antigua (sandalia o faja). Al final, por más duro que haya sido, ahora que ya estamos grandes y entendemos porque la utilización de esas tácticas, podemos decirle a nuestra madre un “muchas gracias mami, por no permitir que me descarrilara”.

Aunque en la parte de negocios lo hacemos muy bien, esta vez no pudimos correr un modelo de regresión para entender como el amor de una madre es afectado por nuestras acciones y terminamos asignándole una expresión matemática al alcance de su gran corazón. Visitemos en Facebook para ver el valor matemático del amor de una madre. Desde ahí también puede seguirnos, darle “me gusta” o compartirlo.

De parte del equipo de Wisdom Analytics les deseamos a todas las mamás que nos cuidan aquí o desde arriba, el mejor día de la madre y les agradecemos por ser una fuerza motora de interminable amor. Nos vemos en la próxima edición al final de agosto.