Logo La República

Viernes, 30 de octubre de 2020



NOTA DE TANO


Las diferencias entre Orlando de León, Odir Jacques y Medford

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 21 mayo, 2020

Alex López con un remate seco y caliente, sepultó al Cartaginés

Estoy completamente seguro, porque lo vimos hacerlo en muchísimas ocasiones, que tanto el recordado maestro Orlando de León, como el acaparador de títulos, Odir Jacques, si hubieran estado en el banco del Cartaginés el pasado martes, en el juego ante Alajuelense, hubiesen ordenado cambios en la formación estelar en los primeros 15 o 20 minutos.

Decimos esto, porque el dominio del León en la primera media hora de partido fue envolvente. Los pupilos de Andrés Carevic se le fueron encima al anfitrión y lo desaparecieron del mapa.

Lea más: ¡Fútbol Nacional recibe el aval del Ministerio de Salud y estará de regreso!

Así, vimos a Guevara filtrar un servicio al corazón del área que Moya no pudo cerrar en las narices de Parker. Enseguida un mortero del mismo Moya que rechazó apuradamente el portero brumoso y al rato, pase preciso de López que pone a Dylan cara a cara con el guardameta local, pero el manudo dibuja un arrollado aparatoso.

Huele a gol erizo por todos los sectores del campo; el Cartaginés no reacciona y Leonel Moreira es simple espectador del juego. Tiro de esquina de Alfaro, salida falsa de Parker y Moya remata de cabeza, para otro casi casi.

Finalmente, a la media hora cae el gol de la visita, cuando Dylan Flores se aprovecha de un rechazo flojo de Joaquín Aguirre ante remate de Lássiter y vence al portero local.

Mal que bien, Cartaginés se sostiene con ese gol en contra y cuando Hernán Medford decide dar tres pasos adelante en procura del empate, el catracho Alex López le clava la daga en el corazón.

En el minuto 60, el “Pelícano” ordena los ingresos de Marcel Hernández y Ronaldo Araya por los mediocampistas Núñez y Russell, pero un minuto después, el volante manudo saca una raya potente y a ras del zacate que vence la estirada de Parker y se instala el 2-0 en el marcador.

Lea más: Hernán Medford y el “Muñeco” ya hicieron yunta

Ahora, se debe respetar también la planificación del técnico. Se supone que Medford preparó este juego contra la Liga y tomó las decisiones tácticas que consideró correctas. Ordenar uno o dos cambios en el arranque del juego, es botar su planificación del partido y eso también hay que entenderlo.

Cartaginés soportó el chaparrón; su cintura con Hernández, Russell, Núñez y Venegas lució quebrada y endeble y Medford la sostuvo 45 minutos, cayendo por la mínima.

Entonces, cuando el estratega local decidió arriesgar en ofensiva, el trallazo seco de López no le dio margen ni tiempo, de construir esa eventual reacción en la que iría mínimo por el empate.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.