Enviar

Lakers en caída libre

Presentan el peor arranque de temporada desde que se mudaron a Los Ángeles

201411022242100.a2.jpg
Klay Thompson de los Warriors aniquiló a los peores Lakers en 57 años y el angelino Kobe Bryant fue un espectador más. EZRA SHAW-AFP/LA REPÚBLICA
Unos desamparados Lakers de Los Ángeles siguen en decadencia en el arranque de temporada de la NBA.
La tempranera crisis se debe a que los californianos no perdían sus primeros cuatro partidos desde 1957, cuando aún jugaban en Minneápolis.
El pasado sábado terminaron cayendo con estrepitoso marcador 104-127 ante los Warriors de Golden State.
Los angelinos se mantuvieron con vida entrando al último cuarto 94-101, tras mate de Hill a 7:37 para el final.
Pero el escolta Klay Thompson no tardó en justificar la firma que el viernes hizo por una extensión de contrato de cuatro años más y $70 millones con Warriors, y descomunalmente anotó 41 puntos, la cifra más alta en su carrera.
Anteriormente, la mayor cantidad de puntos anotados por Thompson fue la campaña pasada al registrar 38 puntos, curiosamente ante los Lakers.
Un buen Kobe Bryant aportó con 28 tantos, pero no pudo hacer nada ante unos guerreros que demuestran no ser el peor equipo del estado de California. Kobe ya suma 1.744 puntos, más que cualquier otro jugador activo en el campeonato.
Los Lakers sumaron su cuarta pérdida en cinco días. Lo cierto es que la derrota supone el peor arranque para la franquicia desde que esta se mudara a Los Ángeles en 1960.
Al mal momento se le suman las bajas por lesión. El canadiense Steve Nash sufrió un trauma en la espalda que lo dejó fuera de la temporada, a sus 40 años es prácticamente un hecho que no regresará a las canchas.
El novato Julius Randle se quebró su pierna derecha, la nueva adquisición Nick Young tiene problemas con su pulgar derecho y Ryan Kelly tiene dolores en su pantorrilla derecha que lo dejarán fuera por una semana.
La racha negativa podría extenderse la noche de mañana cuando enfrente nuevamente a los Suns de Phoenix pero esta vez en su casa, el Staples Center.
La sorpresa de la joven temporada la dieron los Rockets de Houston. El escolta James Harden sigue imparable tanto en su juego individual como de equipo y lideró a los Rockets a una victoria cómoda por 104-90 ante los Celtics de Boston.
Harden volvió a ser el máximo encestador de los Rockets al conseguir 26 puntos y ocho rebotes.
La victoria permitió al equipo de Houston seguir invicto en la nueva temporada con marca de 3-0 por segunda vez consecutiva y ser los líderes de la División Suroeste.

201411022242100.a22.jpg

Walter Herrera
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios