Enviar

La Tricolor es su pasión

Desde hace 11 años Gina Escobar está a la par de las selecciones nacionales

 

201403062230560.a1.jpg
Gina Escobar es parte del staff de FIFA, como Media Officer. www.imagenesencostarica.com/La República
En medio de tantos hombres, entrenadores, jugadores, utileros, médicos, en el mundo de las selecciones nacionales de fútbol, brilla con luz propia una mujer. Se trata de Gina Escobar Jara, encargada de comunicación del equipo patrio.
Siendo muy joven llegó a la Federación Costarricense de Fútbol como practicante en el Departamento de Prensa, ganando ¢1.000 por día, allá por octubre de 2002. Hoy es toda una experimentada, al punto que escaló, traspasó fronteras y forma parte del staff de FIFA, como Media Officer.
Su carácter, amable de entrada, pero fuerte cuando es necesario, le ha permitido ganarse el respeto de los colegas, los mismos que en los inicios dudaban que ese puesto pudiese ser asumido por una dama. Hoy nadie duda de ella.
Su pasaporte ya suma muchos mundiales, ya que acudió a los Sub-20 masculino de Canadá 2007, Egipto 2009 y Colombia 2011, Sub-17 femenino de Nueva Zelanda 2008, así como, siendo parte de la FIFA, a Trinidad y Tobago 2010 y Azerbaiyán 2012, sin dejar de lado tres Copas Oro y Copas América.

¿Cómo es un día normal en la Fedefútbol?
Si hay selección mayor es una locura, inicia muy temprano atendiendo al entrenador, pasándole videos y coordinando la prensa en el entrenamiento, la conferencia y entrevistas individuales, eso hasta el mediodía. Luego hacer las notas para la página y comenzar a trabajar la organización del partido. Cuando no está la selección bajan las cargas, nos quedamos con las menores y el trabajo del Comité Ejecutivo.

¿Qué representa sentirse parte de la delegación que va al Mundial?
En resumen puedo decir que es un sueño hecho realidad, es algo que siempre soñé, ser parte de una selección mayor, porque he ido a varios mundiales menores, pero uno con la selección mayor es otro mundo.

¿Cómo es su relación con los jugadores?
Bastante buena por dicha, a muchos de ellos los tuve en selecciones menores, donde comencé a trabajar. El trato es muy cordial, no tan frío como de encargada de prensa a jugador de fútbol, no he tenido problemas con ninguno.

¿Ha sentido trato diferente por ser mujer?
Sí claro, desde el primer día que ingresé, no solo dentro de la Federación, donde ya gracias a Dios eso no se da, ni en selecciones, sino entre los mismos colegas, quienes ven extraño que una mujer ocupe este puesto. Una vez estaba en el Mundial de Colombia con don Eduardo Li y le cuestionaron que tuviese una mujer de encargada de prensa, y me sentí muy respaldada, ya que les dijo que yo podía hacer el trabajo de diez hombres a la vez, eso me agradó.

¿Qué representa ser parte de una organización como la FIFA?
Eso sí es como un sueño que nunca creí lograr, literalmente es entrar a otro mundo, es impresionante, tenés todo a mano, pero así exigen. La primera vez que me llamaron lloré de la felicidad, es algo de verdad, es un privilegio.

¿Cuáles países ha conocido gracias al fútbol?
Argentina, Colombia, Panamá, Guatemala, El Salvador, Honduras, México, Canadá y Estados Unidos, Trinidad y Tobago, Guyana, Jamaica, Nueva Zelanda, España, Egipto, Azebaiyán y Brasil.

¿Fue difícil la relación con Ricardo Lavolpe?
Puedo decir que sí y que no, un compañero se fue por diferencias con él, luego trajeron un periodista para que se encargará de él y tampoco pudo, entonces me tocó a mí. Fue una relación directa, qué le gusta y qué no, no hubo más allá de lo profesional. Solo una vez hubo un problema, pero luego me pidió disculpas.

¿Cómo se lleva con Jorge Luis Pinto?
Superbién, había estado con él en 2004, es muy exigente, hay que seguirle el ritmo de trabajo que es intenso, es un gran profesional, es una gran persona, muy sentimental, cuida todos los detalles. Siempre que viaja trae bolsas de chocolates para todo el personal y eso la gente lo agradece.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios