Enviar

La PC va por la revancha

Para descontar terreno frente a tablets y smartphones, lanzan equipos convertibles y mini PC

201306112323370.cod.jpg
Primero fue la computadora: de escritorio, grande y, obviamente, fija. Después llegaron las primeras PC portátiles: las notebooks. Más adelante, las netbooks, los celulares inteligentes y, finalmente, las tabletas y las ultrabooks. Cada uno de estos subproductos del mercado informático siempre buscó diferenciarse del resto.
De a poco, la PC de mesa fue quedando relegada. Las netbooks las fueron desplazando a causa de su liviandad, los smartphones por su ubicuidad, las tablets por su simpleza y atractivo, mientras que las ultrabooks por la combinación de potencia y portabilidad. Cada uno se sentía cómodo en su lugar de batalla, y la PC iba perdiendo terreno.
Pero nada es para siempre. Los fabricantes tradicionales de PC ahora vienen por la venganza, con una idea que busca mover el tablero de un solo golpe. En lugar de competir en cada uno de los segmentos por separado, donde tienen todas las chances de perder, compañías como Asus, Acer, Lenovo y Dell, entre otras, apuestan a nuevos subproductos que puedan competir en todos los segmentos a la vez.
Para eso, están diseñando nuevos dispositivos, a los que llaman “mini PC” o “equipos convertibles”, que fueron presentados la semana pasada en Computex 2013, en Taiwán, la gran feria de tecnología que concentra a los fabricantes de computadoras.
Las mini PC son equipos que se pueden sostener en la palma de la mano. Por tamaño se parecen a discos rígidos externos y hasta pueden colgarse detrás del monitor. El objetivo es lograr, en el futuro próximo, el máximo de miniaturización como para que se los pueda llevar en el bolsillo, al estilo de un pendrive.
Como el camaleón, los equipos convertibles cambian de forma y de prestación, según la ocasión. En Computex se destacó el Asus Transformer Book Trio, que adquiere la forma de una tablet, pero también de una notebook y una PC de escritorio. Viene con dos sistemas operativos en simultáneo: Windows y Android, para usar el que más se acomode al dispositivo que se esté utilizando.
Cuando la pantalla se desmonta del teclado, el Asus Transformer automáticamente cambia el procesador Core i7 (de PC) por un Atom Z2580 (de smartphones y tablets), y se puede elegir entre seguir con Windows o saltar a Android. Tiene 750GB de almacenamiento y más de 15 horas de autonomía, sumando la batería integrada a la pantalla y la que está en el teclado.
Pero los fabricantes de PC no están solos en esta lucha. Tienen el apoyo estratégico de Microsoft, que comparte con ellos la disputa contra Apple y Google. Microsoft anunció en Taiwán nuevos y mayores descuentos de su software para los fabricantes que se animen a producir este nuevo tipo de dispositivos.

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios