Enviar

La nueva hora de Apple

Este año lanzaría el iWatch, un reloj pulsera inteligente con el que busca volver a enamorar

201302122238560.n4.jpg
Cuando en octubre de 2011 se conocía la noticia de la muerte de Steve Jobs, los analistas del mercado tecnológico se preguntaban si Apple podría seguir en su senda de éxitos impulsada por la innovación. Jobs era el motor y el alma de esos nuevos productos que revolucionaron mercados tan consolidados como el de la música, los teléfonos o las computadoras portátiles.
Pasado casi un año y medio, Apple no brinda señales alentadoras. Desde entonces, la compañía no lanzó nada realmente nuevo, solo actualizaciones de sus productos estrella como iPhone o iPad. Y sus acciones se derrumban: en los últimos tres meses han perdido un tercio de su valor
Apple necesita volver a enamorar con un producto disruptivo. Y aunque se venía especulando con un televisor, la gran novedad llegaría durante 2013 bajo la forma de un reloj inteligente de pulsera: el iWatch. El producto, que está en etapa experimental, tendría un cristal ultraflexible y resistente y funcionaría bajo el sistema operativo del iPhone, iPad y iPod, según The New York Times.
El diseño y las prestaciones seguramente serán el sello distintivo del iWatch. Por el lado del diseño, Apple está trabajando con su socio chino Foxconn en la fabricación de nuevas pantallas superflexibles y más eficientes, que se “acomodarán” al cuerpo. Serían la base de un diseño que busca ser revolucionario.
En cuanto a las prestaciones, el iWatch funcionaría con el sistema iOS y tendría la capacidad de sincronizarse en forma inalámbrica con el iPhone, el iPad y el iPod. Poco trascendió de las aplicaciones que utilizaría, pero se podría especular con la utilización del asistente digital Siri, para realizar llamadas con solo hablarle al reloj. O Apple Maps adaptado a la escala de peatón. Y otras tantas aplicaciones que los desarrolladores podrían crear para este equipo de muñeca. La que suena más fuerte sería una que le permitirá al reloj realizar pagos móviles, mediante un sistema ya desarrollado por Apple.
Pero el iWatch no estará solo. Enfrentará la competencia de otros jugadores del mundo tecnológico que ya tienen sus propios “smartwatches”, como Sony, el italiano i am Watch o el proyecto Pebble. Y como siempre, ni bien salga el de Apple, rápidamente surgirán sus “clones”.
Es que el de los relojes inteligentes es un mercado cada vez más atractivo. En la reciente feria de tecnología CES, en Las Vegas, Toshiba y otros fabricantes mostraron sus propios prototipos. El año 2013 podría ser el del despegue para estos relojes tan particulares.
Algunos analistas consideran que el iWatch sería el primer paso de Apple para “matar” al iPhone, y así reemplazarlo por una nueva plataforma de la compañía. Creen que los actuales smartphones y tablets serán sustituidos en la próxima década por una nueva generación de “ropa inteligente”, capaz de conectarse todo el tiempo a la vida digital. Google ya está avanzando en este sentido, con sus anteojos inteligentes. Y Apple no quiere quedarse fuera de la fiesta. Necesita seguir enamorando.

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios