Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 27 Noviembre, 2013

La Proclama del Programa Mínimo en 1931 fue inteligente porque esbozó lo que quería para Costa Rica de manera inmediata


Pizarrón

La izquierda comunista

El Partido Comunista de Costa Rica (PCCR), a partir de 1931, o Vanguardia Popular después de 1943, era el principal representante de esta teoría política comunista, que originalmente en su Programa Mínimo de 1931 proclamó el establecimiento de una Gran República Socialista Soviética en el continente americano.
Su inicio acaparó también las banderas antiimperialistas que otros grupos y sectores sociales habían impulsado en el país, sectarizando y debilitando su lucha en ese momento, dentro de los planteamientos antiimperialistas que la III Internacional Comunista estableció en la década del 20. Luego del VII Congreso de la Internacional en 1935 abanderó la lucha antinazi y dentro de ella luchó por crear las condiciones sociales y políticas para la alianza que se produjo, en este marco, con el Gobierno y la Iglesia en el periodo 1942-43.
La Proclama de su Programa Mínimo en 1931 fue inteligente en tanto con él esbozó lo que quería para Costa Rica de manera inmediata, de sus luchas concretas, para alcanzar el Poder Político y establecer el Programa Comunista Integral, esbozado en el Capítulo II del Manifiesto Comunista, común a todos los comunistas del mundo, de acuerdo a su propia particularidad regional (abolición de la propiedad privada, socialización de los medios de producción, expropiación de la propiedad inmueble y aplicación de la renta del suelo a los gastos públicos, fuerte impuesto progresivo, abolición del derecho de herencia, centralización del crédito en el Estado por medio de un Banco Nacional con capital del Estado y régimen de monopolio, nacionalización de los transportes, etc.).
El mismo Manifiesto establecía con claridad que el Poder Político no es en rigor más que el poder organizado de una clase para la opresión de otra.
La inteligencia de su joven fundador y principal dirigente Manuel Mora Valverde fue determinante en la vida de este partido. Desde su origen previó que no era posible establecer el comunismo en Costa Rica si antes no se hubiera realizado una revolución en los grandes países capitalistas, de los cuales dependemos económicamente o sin la concurrencia de factores especialísimos que evitaran una intervención imperialista, que en esos días era cotidiana. De allí la importancia del Programa Mínimo como un elemento de acumulación de fuerzas y de crecimiento político.
¿De que se valió el PCCR en esas condiciones?
De la capacidad y flexibilidad de adaptarse a las situaciones que se le presentaron. De cambiar de nombre a efectos electorales por Bloque de Obreros y Campesinos cuando no se le permitió participar como Comunista. Este nombre ya era usado en otros países como en México, y venía de conceptos elaborados por la III Internacional en la década del 20.
De elegir Munícipes o Regidores, Braña, Fernández, Ferreto y diputados en San José, Mora y Efraín Jiménez Guerrero, combatientes, preparados y capaces de denunciar corrupción y escándalos públicos, de agitar problemas nacionales y locales en estas tribunas, de movilizar alrededor de proyectos de leyes y su discusión, y de organizar a los movilizados.
De tener periódico propio, Trabajo, que cumpliera estos tres objetivos, agitar problemas, movilizar alrededor de ellos y organizar a los movilizados. Esta fue la clave de su crecimiento inicial, la agitación de su Programa Mínimo.

Vladimir de la Cruz