Enviar
Lunes 27 Enero, 2014

La primera transformación que la movilidad introdujo en las empresas, el BYOD hoy deja paso a la revolución de las aplicaciones móviles, personalizadas


La hora de las aplicaciones móviles

La política “Bring your own device”, basada en que cada empleado lleve su propio dispositivo móvil al trabajo, fue uno de los primeros cambios fuertes que la movilidad representó para el mundo empresarial y de los negocios. Aprovechando el potencial de sus propios dispositivos, los empleados pudieron aumentar su productividad y las empresas ampliar su potencial al mismo tiempo que reducían costos. Hoy, también de la mano de la movilidad, es la hora de una nueva revolución: las aplicaciones móviles orientadas al cliente.
Según estadísticas conjuntas de CA Technologies con Vanson Bourne, una vez que el BYOD estuvo instalado, la prioridad se centró en las aplicaciones móviles para clientes y empleados. El 64% de los encuestados priorizó esto por sobre la política BYOD en sí.


Se trata del modelo de negocios del presente. La posibilidad de ofrecer al cliente “lo que quiera y cuando lo quiera” se transformó en una realidad.
El porqué del éxito de la política BYOD es sencillo de comprender: si la mayoría de las personas tiene su propio dispositivo móvil, en muchos casos inteligente, que le permitiría hacer más sencillo el trabajo, porque lo conoce y puede llevarlo a su casa para acceder a su información y cuentas desde cualquier lugar… ¿por qué no valerse de esto?
Las razones del auge de las aplicaciones móviles orientadas al cliente son similares: no hay razón para esperar que el cliente vaya a una tienda, y ni siquiera que se encuentre ante un ordenador, para ofrecerle un producto o servicio. Cuando una necesidad se presente, tal vez el usuario no tenga tiempo de ir a un negocio a satisfacerla, pero seguramente tendrá a su disposición su teléfono. Esto convierte a los dispositivos móviles en el factor clave del éxito de los negocios contemporáneos.
Ya se está tomando conciencia de esta nueva oportunidad móvil. De acuerdo con el estudio, los empresarios se mostraron considerablemente más preocupados por la demanda de aplicaciones que pudieran ser utilizadas por sus clientes (42%), que por aquellas para los empleados que llevan su propio dispositivo al trabajo (30%).
No obstante, esto no significa que la política Bring your own device ya no sea importante, sino que ya se ha instalado y estabilizado, mientras que valerse de la movilidad para optimizar la experiencia del cliente es hoy el mayor desafío.
Los beneficios de la incorporación de la movilidad, en ambas formas, a las estrategias de negocios, son contundentes. La satisfacción del cliente aumenta en un 23%, la productividad de los empleados un 21%, las ganancias obtenidas de los clientes móviles un 20%, el BYOD reduce un 17% los costos y los tiempos se aceleran un 17%.
Estos resultados son sin duda alentadores para todos aquellos que estén pensando en ampliar su estrategia móvil, tanto desde la incorporación de políticas BYOD para sus empleados; de la exploración de aplicaciones móviles para ofrecer una nueva experiencia al cliente, o aún mejor, integrando ambas.

Sergio Mandujano

Director Technical Sales, Enterprise Management Solutions, CA Technologies