Logo La República

Martes, 26 de enero de 2021



NOTA DE TANO


La Liga y el Team, bajaron la guardia en la vuelta

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 15 diciembre, 2020

Jefferson Brenes del Herediano

Cuando analizamos las posibilidades de los equipos que se clasificaron a las semifinales de ganar la segunda fase del Apertura, dijimos que el Cartaginés contaba con la mejor planilla de los cuatro contendientes.

Lamentablemente, esa nómina se soltó a jugar fútbol cuando ya todo estaba casi perdido. El segundo tiempo del Cartaginés contra Alajuelense fue espectacular y no dudo medio segundo en asegurar que si en el juego de ida, después de que la Liga les empató 2-2 con un gol antirreglamentario, los brumosos se le van encima al León y juegan como en la vuelta, lo despellejan y ganan ese partido. Así, hubieran llegado al juego de vuelta con ventaja.

Lea más: ¿Cómo anotarle a este Herediano? La deuda de Alajuelense para ganar la 30

Pero, ocurrió todo lo contrario y esto es lo que no quiere reconocer Hernán Medford.

Después del gol de Montenegro, fue el Alajuelense el equipo que se apoderó del comando del partido, los anfitriones no reaccionaron y rápido un gol de cabeza de Bryan Ruiz los sepultó en la derrota.

En los dos juegos, los yerros de los árbitros perjudicaron al Cartaginés, pero en el de ida, el equipo tuvo el tiempo suficiente para que esos fallos no se reflejaran en el marcador. El equipo no tuvo reacción, Alajuelense fue mejor, los derrotó 3-2 y ahí Medford se aprovechó de los errores del juez, para lanzar la famosa cortina de humo que tanto le molestó luego, y justificar esa derrota.

Lea más: Herediano: mente fuerte y casta de campeón

En el juego de vuelta, ahí SÍ que los errores del juez perjudicaron al Cartaginés, no tanto por el gol fuera de juego de Moya, sino por la falta de penal de Faerrón a Estrada que el juez se tragó.

El juego estaba 1-1 y Cartaginés tenía a la Liga borrada del zacate; si Juan Gabriel Calderón sanciona el penal y los brumosos lo anotan, a cómo se estaba presentando ese partido, era más factible un 3-1 en favor de las brumas que un 2-2 que favorecía a los mangos.

Lógicamente que con el 1-1 y la clasificación amarraba, la Liga bajó la guardia, desaceleró la ofensiva, jugó con el reloj y los números, guardando fútbol y energías para lo que viene, ese duelo provincial por excelencia a partir de mañana.

La otra semifinal, Herediano la liquidó en la ida con ese 3-0 sorpresivo, contundente, lapidario. El golazo de Jefferson Brenes en la vuelta (0-1) (4-0), sirvió únicamente para amartillar los clavos en el féretro del Monstruo.

También el Team con la final asegurada, guardó energías y eso le permitió a los morados, jugar sus mejores pero tardíos minutos.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.