Logo La República

Martes, 28 de enero de 2020



NOTA DE TANO


Herediano: mente fuerte y casta de campeón

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 26 diciembre, 2019

Yendrick Ruiz, liquidó las ilusiones del León

Mentalmente, el Herediano fue un equipo muy superior al Alajuelense y en momentos claves y determinantes del juego final, presentó en la cancha casta de campeón.

La presión por conquistar el esquivo título 30 volvió a liquidar a los jugadores manudos, que se cayeron mentalmente cuando se vieron a solo 14 minutos de lograr tan ansiado objetivo, después de darle vuelta a la tortilla de la final con los goles casi consecutivos de Bernald Alfaro (72) y Jonathan Moya (76).

Lea más: Herediano, primer campeón en la historia del fútbol nacional, cumple 98 años

En el preciso instante en que los jugadores anfitriones debieron motivarse y lanzarse a terminar la hazaña, instintivamente se tiraron para atrás y en ese momento fue que el Team mostró su casta de monarca y con los acertados cambios de su estratega José Giacone, le dio al cierre del juego un tinte rojo y amarillo.

Solo dos minutos después del gol de Moya, y cuando al juego final le restaban 12 minutos, el Team hizo ingresar en zona de ataque a Nextaly Rodríguez y a Yendrick Ruiz, metió piernas frescas en ofensiva y en un corto espacio de tiempo, con todo un estadio vuelto loco por los goles locales y 17.000 almas vociferando en favor del León, paradójicamente el equipo que se derrumbó mentalmente fue el local y el que se levantó, dispuesto a no perder la posibilidad de la corona fue la visita.

Alajuelense no tuvo en la cancha el liderazgo que urgía para enfriar la situación. Finalmente lograron los goles que se le negaron en tres juegos anteriores y no supieron sostenerlos.

Lea más: Herediano remozará su estadio: 16 mil personas, restaurante y locales comerciales

El equipo se acurrucó, cómo que se “asustó” al quedar a solo 14 minutos de la corona y permitió que el Team le pasara por encima en el momento clave del cotejo.

Por eso, cuando Francisco Rodríguez cobró un tiro de esquina en el minuto 87, los once jugadores de la Liga no supieron qué hacer, se ubicaron mal, dejaron espacios libres, no cubrieron los postes, mentalmente no estaban metidos en el partido, sino soñando con la 30 y ahí Yendrick Ruiz les metió la puñalada en el mero centro del corazón y mató íntegras las ilusiones de la multitudinaria afición liguista por campeonizar.

Cuando entró el gol de Yendrick a puerta vacía, los liguistas sintieron hasta lo más profundo de su alma, que el título de nuevo se marchaba a otras vitrinas. Los tiempos extras y los penales, jamás iban a evitar la tragedia. De nuevo, se les había escapado la corona.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.