Logo La República

Miércoles, 28 de octubre de 2020



COLUMNISTAS


La fraternidad y la amistad social

Miguel Angel Rodríguez [email protected] | Lunes 12 octubre, 2020


Fratelli Tutti, publicada 5 años después de Laudato si', es la segunda encíclica social del Papa Francisco, y la tercera de su pontificado. Honra en su título a San Francisco de Asís en cuya fiesta del santoral se emitió sobre su tumba. Señala el Papa: “Este santo del amor fraterno, de la sencillez y de la alegría, que me inspiró a escribir la encíclica Laudato si’, vuelve a motivarme para dedicar esta nueva encíclica a la fraternidad y a la amistad social”

La encíclica tiene un muy claro eje central: el mandato del amor, que nos llama a todos en nuestra actividad personal a ser “prójimo”, como el samaritano de la parábola, pero que igualmente nos convoca a todos a procurar el bien común en nuestra participación en sociedad. Y claramente este mandato de manera muy especial se aplica a políticos, dirigentes y formadores de opinión.

La Revolución Francesa nos dejó el lema democrático de “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, pero desde entonces los enfrentamientos ideológicos en las democracias se han concentrado entre quienes dan prioridad a la libertad y quienes privilegian la igualdad. La fraternidad ha sido relegada a un segundo, y a menudo tercero o sexto plano.

La fraternidad, como resultado del mandato cristiano del amor, está presente desde la primera encíclica social. En Rerum Novarum el Papa León XIII refiriéndose a la lucha de clases, en el acápite “f. Engendrando la verdadera fraternidad” nos indica: “42. Estas dos clases, si a los preceptos de Cristo obedecieren, no sólo en amistad, sino en verdadero amor de hermanos, se unirían. Porque sentirán y entenderán que todos los hombres sin distinción alguna, han sido creados por Dios, Padre común de todos”

Ahora el Papa Francisco refresca la doctrina social de la Iglesia resaltando la primacía de la fraternidad en las relaciones interpersonales.

No se trata solo del mandato que en consciencia nos impone la fe cristina de amar a a las demás personas como a nosotros mismos.

Se trata, además, de la amistad social sobre la que deben erigirse las instituciones de la vida social.

Fratelli Tutti parte de que: “61…En el Nuevo Testamento resuena con fuerza el llamado al amor fraterno: «Toda la Ley alcanza su plenitud en un solo precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo». «Quien ama a su hermano permanece en la luz y no tropieza. Pero quien aborrece a su hermano está y camina en las tinieblas». «Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos. Quien no ama permanece en la muerte». «Quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve».”

La fraternidad es la clave para la vida en paz, para que prive la dignidad de cada uno y de todos, para que el diálogo logre construir un progreso inclusivo. “221…Es el auténtico reconocimiento del otro, que sólo el amor hace posible, y que significa colocarse en el lugar del otro para descubrir qué hay de auténtico, o al menos de comprensible, en medio de sus motivaciones e intereses.”

La encíclica nos pone como ejemplo de fraternidad y amistad social la parábola del buen samaritano. Me llamó la atención la referencia que hace el Papa Francisco a la posada en la que el samaritano hospeda -y deja para que se recupere- al judío asaltado por bandoleros. Señala la encíclica que esa posada representa las instituciones que en la aplicación de la amistad social debemos utilizar. Porque se trata de comprometernos con la acción política para moldear las instituciones de modo tal que las podamos usar para que la fraternidad fructifique en verdadero progreso para todos, en especial las personas desposeídas, las inmigrantes, las personas a las que el egoísmo pretende descartar.

No se trata solo de mi atención personal a mis semejantes cercanos. Ni es mero romanticismo. El Papa Francisco nos señala: “180. Reconocer a cada ser humano como un hermano o una hermana y buscar una amistad social que integre a todos no son meras utopías. Exigen la decisión y la capacidad para encontrar los caminos eficaces que las hagan realmente posibles. Cualquier empeño en esta línea se convierte en un ejercicio supremo de la caridad. Porque un individuo puede ayudar a una persona necesitada, pero cuando se une a otros para generar procesos sociales de fraternidad y de justicia para todos, entra en el campo de la más amplia caridad, la caridad política.”

Por encima de diferencias en definiciones e interpretaciones personales de la historia, más allá de las concepciones y conocimientos que cada uno tenga sobre los mejores instrumentos para el progreso y el bienestar de las personas más necesitadas, superando las diferencias ideológicas, el llamado a la fraternidad de Fratelli Tutti convoca lo mejor de la naturaleza humana para una acción política basada en el amor. “181. Todos los compromisos que brotan de la Doctrina Social de la Iglesia «provienen de la caridad que, según la enseñanza de Jesús, es la síntesis de toda la Ley. Esto supone reconocer que «el amor, lleno de pequeños gestos de cuidado mutuo, es también civil y político, y se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor» Por esa razón, el amor no sólo se expresa en relaciones íntimas y cercanas, sino también en «las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas”… “183…El amor social es una «fuerza capaz de suscitar vías nuevas para afrontar los problemas del mundo de hoy y para renovar profundamente desde su interior las estructuras, organizaciones sociales y ordenamientos jurídicos”

Fratelli Tutti es un llamado cristiano para los cristianos, es un llamado humano para los humanos. Es un llamado a “178...La grandeza política (que) se alcanza cuando en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo”



NOTAS ANTERIORES


A 14 meses del nuevo Gobierno…

Miércoles 28 octubre, 2020

El proceso electoral está en marcha, independientemente de si así lo ven, o lo consideran, los diversos actores políticos







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.