“La clave para un buen lugar de trabajo es dignificar a los colaboradores”
“Un tema fundamental es la comunicación con los colaboradores. En mi caso a los colaboradores les mantengo las puertas abiertas”, aseguró Gabrielle Borralles, gerente general de Holiday Inn Escazú y Express San José Forum. Esteban Monge/La República
Enviar

En el más reciente listado de Great Place to Work (los mejores lugares para trabajar), sobresalen unas 35 empresas costarricenses.

Estas compañías aplicaron para el ranking y realizaron una encuesta entre sus colaboradores. Las respuestas fueron enviadas en sobres cerrados para que se analizaran los resultados y determinar las posiciones del listado.

Holiday Inn Escazú consiguió el cuarto puesto del ranking, tras Florida Ice & Farm Co, Edify Software Consulting, además de Roche y quedó como el primer lugar del sector hotelero.

Por su parte, Hotel Holiday Inn Express San José Forum también apareció en el prestigioso ranking tico en el lugar 27.

LA REPÚBLICA conversó con Gabrielle Borralles, gerente general de ambos hoteles, sobre esta elección que en parte se la deben a sus más de 117 colaboradores.

¿Cuál fue la clave para lograr el primer puesto del ranking en el sector hotelero?
Uno de los principales puntos de enfoque a nivel corporativo tiene que ver con el grado de satisfacción de los colaboradores. En este caso en la parte hotelera, estamos en el área de servicios y no solo nos enfocamos en el cliente, sino en nuestros colaboradores.

¿Cómo lograr esa satisfacción?
Uno de los principales retos es que estén satisfechos y orgullosos de trabajar en la compañía. Ahí empieza el proceso de evangelización. Los propietarios de la compañía son gente sencilla, respetuosa, quienes hacen que se participe de la toma de decisiones, en la parte operativa, nos hacen involucrarnos mucho en la filosofía del servicio y en la utilidad de cada persona, hay un proceso de respeto: antes de ser recepcionistas, camareros, somos personas y somos una familia. En el proceso de dignificar las posiciones, vemos que quien lava ollas y platos desempeña una posición fundamental para el hotel.

 

Además del trato digno, ¿qué políticas se implementan para mejorar las condiciones de sus colaboradores?

Nos aseguramos de que los salarios de cada uno estén arriba de la escala salarial mínima. También darle condiciones de trabajo al equipo a diario. Son fundamentales la comunicación, la capacitación y el entrenamiento adecuado. Vemos importante el momento del apapacho, el decir: “¡te felicito, lo hiciste bien!”.

Insiste en la comunicación, ¿cómo la maneja?

Tenemos una política de puertas abiertas. No hay un solo momento en que como gerente general me niegue a hablar con mis colaboradores, mi puerta está abierta siempre. El quitar esa barrera genera comunicación inmediata, la gente quiere ser escuchada y el permitírselo es lo que más genera confianza.

De nada sirve realizar cambios en maquinarias, en equipos de cocina, comprar ropa de cama nueva, si no hay comunicación. Soy hotelero desde hace más de 20 años y en mi época era casi imposible saludar al gerente general, era algo inalcanzable. En mi caso conozco a cada uno de mis colaboradores, los trato como personas.

¿Cuesta conseguir empleados para el sector hotelero?

Hay una gran ventaja competitiva, cuando se viene a trabajar acá se puede seleccionar bien la capacidad del personal, ya que tienen buen acceso a la educación. A través del Instituto Nacional de Aprendizaje se encuentra gente con habilidades técnicas, acá no es complicado conseguir personas que dominen el inglés, que manejen ese idioma adicional. Una vez que se tiene la fuerza laboral hay que entrenarla, “pulirla” y esto es una estructura que es medida en Great Place to Work.
 

Ver comentarios