Logo La República

Jueves, 26 de mayo de 2022



FORO DE LECTORES


La bronca del ICE en contra de sus abonados generando para autoconsumo

Ricardo Trujillo gerencia@fibrotel.cr | Martes 26 abril, 2022

Ricardo

Aprendiendo a sobrevivir con la energía solar.

Hace más de dos años, sufrí un quebranto de salud que me hizo olvidar por completo la obligación del pago mensual por el servicio mínimo de 2 mil colones que tenía que hacerle al ICE por el servicio a mi casa de playa. Cuando volví a esa casa ya recuperado, me encontré con que el medidor eléctrico había sido retirado por el ICE por falta de pago. Al solicitar la reinstalación del medidor, la agencia de Jacó me indico que tenia que solicitar un nuevo servicio con toda la tramitología y prerrequisitos del caso. Ante la inflexibilidad, indiferencia y soberbia del ICE, opté por instalar una planta solar totalmente desconectada de la red para disfrutar de la poca energía eléctrica que requiero los fines de semana al visitar esa casa. El costo de la planta si bien es cierto fue muy superior al pago mensual y anual del servicio, valió la pena por cuanto aprendí mucho sobre la tecnología solar fotovoltaica y además descubrí que por fin podía independizarme del monopolio de esa entidad, con una inversión que amortizaré a 10 años plazo, pero que me permitirá disfrutar de energía eléctrica en los meses lluviosos, cuando el servicio se interrumpe varias veces por noche a causa de rayería.

Energía solar muchísimo más barata que la del ICE.

En los últimos dos años, al frente de mi negocio de venta e instalación de plantas solares, he podido suplir con esa nueva tecnología a cientos de clientes en todo el país, que están optando por la misma solución a la que tuve que recurrir. El ICE está perdiendo abonados y venta de energía a un ritmo acelerado como consecuencia de no querer aceptar que la generación de energía eléctrica distribuida es muchísimo más barata que la que ellos entregan al abonado, ya que este se ahorra algo en el costo de generación y la totalidad de los costos de transmisión y de distribución. Esa tendencia ha sido ratificada por el mismo ICE cuando anuncia que el incremento de la demanda de energía eléctrica para este año 2022 será de apenas un 0,36% con respecto al 2021, y no del usual 2 al 3% que se mantuvo durante la década pasada.

¿SOCIOS O COMPETENCIA?

En todas partes del mundo la generación solar centralizada o distribuida llegó para quedarse como bien lo ha expresado la actual presidenta ejecutiva del ICE, la Ing. Irene Cañas. También el país ya cuenta con la novedosa ley # 10086 que estimula y fomenta la generación eléctrica distribuida o GSD con recursos energéticos renovables como es la luz solar y que ha sido declarada como un servicio de interés público. Adicionalmente existe un proyecto de descarbonización de la matriz energética nacional cuyo objetivo fundamental es cumplir acuerdos internacionales para sustituir los combustibles fósiles por energía eléctrica limpia generada con recursos renovables. Si todo lo anterior tiene carácter legal y es prioridad estatal, ¿Cómo puede ser posible que el ICE haga todo lo posible por torpedear, poner trabas y obstaculizar a sus abonados eléctricos para que construyan de su propio peculio, las plantas generadoras que nos ayudaran con la transición energética que debería de estarse llevando a cabo y de la cual el gobierno se vanagloria ante los foros internacionales?

La generación solar distribuida ha sido declarada por la ley 10,086 como una actividad del interés público, pues ayudará al país a cumplir con las metas del acuerdo de París, al plan de descarbonización vigente y al ICE a pagar su exorbitante deuda pública, restándole la responsabilidad de nuevas inversiones para dedicarse únicamente al pago de su deuda. En otras palabras, la GSD debe considerarse como una actividad complementaria a la que realiza el ICE y no como competencia para su actividad tanto en generación como en distribución eléctrica.

En todo el mundo la GSD es considerada también como un claro aliado tecnológico por reducir en horas del mediodía y durante los cálidos meses secos del verano, las sobrecargas de corriente y potencia en las redes de servicio eléctrico y en las subestaciones y transformadores de alto a bajo voltaje. Solamente en Costa Rica el ICE y el decreto 39220 consideran a ese valiosísimo complemento energético generado por los actuales prosumidores (productores y consumidores) como una actividad que sobrecarga a los circuitos de las subestaciones y que no debería por lo tanto exceder a un 15% de la máxima potencia de estos. Esta normativa la usa el ICE de excusa para negar la instalación de nuevas plantas solares aun cuando su producción es totalmente para autoconsumo, es decir, que no generan vertidos en exceden a la red.

Así las cosas, vivimos en un país sui géneris , en donde el gobierno se ha gastado US$ 450 millones de dólares en su proyecto de descarbonización (US$ 230 millones prestados por el BID, US$ 150 millones por el BIRF y $ 90 millones donados por la GEE), mientras que su entidad estatal el ICE ha hecho todo lo posible por evitar la reducción de sus ingresos ante el incremento de la GSD, amparándose en la tramitología y restricciones para el potencial prosumidor que está todavía supuestamente vigente en el decreto MINAE 39220.

El futuro de la humanidad está supeditado irreversiblemente al incremento de la generación de energía eléctrica en sustitución de los combustibles fósiles y de los combustibles de transición como el gas natural, hidrogeno y el amoniaco. Costa Rica es signataria de los acuerdos de Paris y por lo tanto tiene que honrar dicho compromiso. Si bien es cierto que la GSD ha sustituido una porción ínfima de la generación tradicional del ICE, eso no quiere decir que la va a sustituir en un gran porcentaje o en su totalidad. El descenso en la generación eléctrica durante los últimos dos años fue por causa de la drástica reducción de la actividad industrial y comercial al cual nos obligó el gobierno para combatir la pandemia. Hoy en dia la generación eléctrica despachada por el ICE está de nuevo incrementándose, en especial en horas de la noche y madrugada en respuesta a las tarifas horarias vigentes. El pico del mediodía de la curva diaria del despacho de energía que publica en tiempo real el centro de control del ICE indica que ya está aplanándose lo cual es beneficioso para el ICE por cuanto reduce sus importaciones y generación con bunker del más alto costo marginal, especialmente en los días más calurosos del verano. Para el 2021, las importaciones de energía fueron proyectadas en 96 GWh, pero terminaron siendo de apenas 6 GWh de acuerdo al ultimo reporte operativo del CENCE, muy probablemente por el incremento de la GSD.

La generación solar distribuida tiene un costo sumamente competitivo contra las tarifas del ICE en horas diurnas del verano, pero no es competitivo en horas vespertinas, nocturnas y de la época lluviosa. Es decir, que la GSD solo es competitiva 8 horas de 24 al día.

De lo anterior se puede concluir que la GSD con recurso energético solar es una actividad industrial totalmente complementaria a la generación tradicional que utiliza el ICE y que considerarla competencia es un absurdo.

Los excedentes de producción generados con plantas de prosumidores en GSD serán altamente apetecidos durante los próximos años, por su bajo costo por las empresas distribuidoras, ante la alternativa de producir esa misma energía con plantas propias con un alto costo de inversión, o para adquirirla del ICE a las altas tarifas horarias vigentes.

Entonces no tiene sentido alguno que hoy dia se antagonice e indisponga a los prosumidores de energía eléctrica por sus ínfimos vertidos hacia la red, cuando el dia de mañana tendrán que chinearlos, cortejarlos entusiasmarlos y hasta considerarlos socios (aunque para las cooperativas COOPEGUANCASTE, COOPESANTOS, COOPEALFARO RUIZ Y COOPELESCA ya lo son) para que generen mayores vertidos de bajo costo a la red.

No me cabe la menor duda que este próximo 8 de mayo después del mediodía, el señor presidente le pondrá fin al decreto # 39220 ante la entrada en vigor del reglamento que está obligada por ley a publicar la ARESEP.






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.