Logo La República

Martes, 19 de noviembre de 2019




Justificación de patrimonio en sociedades mercantiles

Ivannia Méndez [email protected] | Jueves 17 octubre, 2019

Foto de una balanza y maso de juez


Ha sido práctica común del costarricense mantener en sociedades los bienes de su propiedad, ya sea con fines de organización patrimonial, proteccionistas, sucesorios, u otros; no obstante, la práctica en cuestión no ha gozado nunca de correlativos y adecuados procedimientos de justificación del origen y/o registro de los fondos, que al final son los que han permitido la obtención de los patrimonios que a la fecha poseen tales sociedades.

Partiendo de la definición legal de sociedad como un contrato por el cual dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria, con ánimo de lucro, los aportes -en cualquiera de sus manifestaciones- resultan indispensables para la vida jurídica y funcionamiento de toda sociedad; formándose un acervo con los bienes de contenido económico, que pasan a ser de titularidad privativa del ente social que surge del contrato, y no ya de las personas que oportunamente llevaron a cabo tales aportes.

Lea más: Sociedades Holding ¿Qué son y en qué consisten?

Es indispensable, en consecuencia, la existencia de un equilibrio entre capital y patrimonio, esto sin perder de vista que los socios pueden realizar aportaciones a las sociedades sin que estas supongan un aumento de su capital social; ya que la aportación de socios es una alternativa menos onerosa, la cual, además, no requiere de otorgamiento de escritura pública ni de inscripción en el Registro Mercantil.

Así las cosas, es muy importante contar siempre con un documento legal que sirva de soporte al registro contable, mismo que, además, debe ser claro en cuanto a las circunstancias en las que las aportaciones llegan a la sociedad, pues en otro caso cualquier ingreso se calificará como préstamo del socio y se someterá a la presunción de onerosidad con la correspondiente tributación por los intereses, eventual incremento injustificado de patrimonio y pago de impuestos sobre ganancias de capital.

Lo anterior implica desempolvar los libros -tanto legales como contables- de las sociedades y comenzar a dotarlos de contenido, haciendo constar que son los socios, mediante la suscripción de acciones, aportes extraordinarios -ya sea en metálico o en especie- y/o deuda, quienes con sus fondos han permitido el incremento del patrimonio social.

Una simple contabilidad de ingresos y gastos, y actas de asambleas que reflejen la identificación de los bienes y origen de los fondos obtenidos, facilitará no solo el manejo de la entidad, sino cualesquiera procesos a los que pueda ser sometida por parte de la administración.

Lea más: Proteja su patrimonio con Innova Corredora de Seguros

En consecuencia, es de vital importancia generar, de ser posible en el mismo momento en que se produce el desplazamiento patrimonial correspondiente, toda la documentación -tanto legal como contable- que permita determinar el origen y clasificación de las aportaciones con las que las sociedades realizan su giro ordinario de actividades; más aún en tiempos como los actuales, donde la agresiva política tributaria procura transparencia y concatenación en las diversas esferas internas de los entes jurídicos bajo el control y/o escrutinio de la administración y sus diversas dependencias.

Esto llevará ante eventuales fiscalizaciones, a que no exista necesidad de otra prueba más que la de los hechos objetivos, sea el equilibrio patrimonial e ilación de la información.


Ivannia Méndez

Gerente Legal, Grant Thornton

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: 4081-0100

grantthornton.cr


NOTAS RELACIONADAS


David Landergren junto con su hermano Axel

Evite multas con el impuesto a personas jurídicas

Jueves 10 enero, 2019

Las sociedades que durante tres periodos consecutivos no paguen el impuesto se arriesgan a su disolución.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.