Enviar
Tribunal visitó ayer dos plantaciones en Guácimo
Jueces ambientales cerrarían piñera

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El cierre de una piñera ubicada en Guácimo de Limón es inminente tras la inspección llevada a cabo esta semana por el Tribunal Ambiental Administrativo.
Se trata de la empresa Hacienda Ojo de Agua, S.A., cuya operación presuntamente incumplió en repetidas ocasiones la legislación en materia de protección de nacientes, tras aparentemente invadir los cauces de varias quebradas e incurrir en la presunta tala no autorizada de bosque.
Ante ello, el Tribunal procedió a notificar las medidas cautelares, mientras espera un informe del Ministerio de Salud para corroborar la presunta contaminación con agroquímicos de varias quebradas vecinas.
“La legislación indica que en caso de comprobarse la contaminación de quebradas o ríos con químicos, debe procederse inmediatamente al cierre de la empresa responsable”, puntualizó José Lino Chaves, presidente del Tribunal, quien añadió que en este caso, el expediente cuenta con repetidas denuncias de vecinos y organizaciones locales.
Al respecto, la gerencia de la empresa prefirió abstenerse de emitir algún criterio, hasta tanto no se reciba la notificación oficial de las autoridades.
Durante los últimos 12 meses el Tribunal ha recibido denuncias por supuestos abusos contra el ambiente en contra de 22 piñeras. De ellas, a siete se les han impuesto medidas cautelares.
En seguimiento a sus labores, el Titular Ambiental confirmó que la quinta barrida apuntará a ordenar el desarrollo de las regiones de Quepos y Parrita, en el sur del país.
Los funcionarios del órgano trabajan en la revisión de las labores llevadas a cabo durante los primeros cuatro operativos.
Ver comentarios