Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Johnny Araya encabeza popularidad en el PLN para elecciones de 2010

Redacción La República [email protected] | Sábado 02 febrero, 2008



En enero de 2009 el alcalde de San José postularía su nombre a lo interno de la agrupación, con lo que dejaría su puesto en la Municipalidad josefina
Johnny Araya encabeza popularidad en el PLN para elecciones de 2010

• En los últimos seis meses Araya secunda al presidente de la República Oscar Arias en opiniones favorables sobre gestión
• Laura Chinchilla y Rodrigo Arias también gozan de simpatía y son considerados como posibles aspirantes a la Presidencia

Carlos Jesús Mora
[email protected]

La actual administración apenas está a la mitad de su gestión y desde ya los distintos partidos políticos en el país se preparan para la próxima competencia hacia la Casa Presidencial en 2010.
Desde octubre del año anterior en las últimas encuestas de CID-Gallup empezaron a sonar los posibles aspirantes que relevarán al presidente Oscar Arias. En el más reciente estudio, el nombre de Johnny Araya, alcalde de San José, aparece después del presidente Oscar Arias en la lista de figuras con más opiniones favorables.
Araya también es quien secunda al ex candidato Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana, en la percepción de los costarricenses sobre quién podría ser el siguiente presidente de la República.
En una entrevista con LA REPUBLICA, Araya aseguró estar considerando postular su nombre a una candidatura a lo interno del PLN, la cual oficializaría en 2009


¿Usted tiene interés de presentar su candidatura para las elecciones de 2010?
Sí, he dicho que es muy probable que participe como candidato en las próximas elecciones.

¿Hasta qué punto le sirve la Municipalidad de San José como una plataforma?
Nunca había sido para mí un proyecto de vida ser presidente de Costa Rica, eso hace tres o cuatro años no me había pasado por la mente, como a otros políticos. El hecho de que hace unos cuatro años atrás se haya empezado a escuchar mi nombre no significa que use la Municipalidad como trampolín.

¿Cuándo surge la idea de querer alcanzar la Presidencia?
Yo he dicho que solo aspiraré si surge de manera natural, así parece que está sucediendo; en las elecciones de 2002 tuve muchas adversidades, quisieron descalificarme y me usaron como chivo expiatorio por el fracaso de las elecciones presidenciales, pero como gané y por un margen muy amplio, se empezó a barajar mi nombre como un candidato presidencial. La idea tomó fuerza en estas últimas elecciones donde confirmé mi liderazgo al ser electo por más del 70% de los votos.

¿De decidirse, cuándo lo anunciaría?
Primero que todo quiero decir que no me siento cómodo hablando de este tema en este momento, quiero cerrar este capítulo que me parece que ha abierto Antonio Alvarez, me parece irresponsable que sin tener dos años de haberse iniciado este gobierno estemos anticipando prematuramente una lucha electoral. Conmigo no van a contar en ese escenario, eso no le conviene al país, ni al Gobierno, ni al partido, este tema no se debería hablar hasta 2009, en ese momento decidiré.

¿Cómo se lleva usted con el Presidente?
Tenemos una relación bastante buena, él me ha dado su apoyo, siempre he encontrado una actitud positiva, constructiva y cordial de su parte, el periodo final de la campaña electoral que lo eligió a él como Presidente y la campaña a favor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, nos acercaron; si bien la relación no era mala, sí era distante, pero ya es algo superado.

¿Por qué antes era distante?
Para nadie es un secreto que en el partido ha habido distintos grupos en el poder, esos alineamientos hacen que se tome distancia, de modo que tal vez contradicciones que el Presidente tuvo con algunos de mis familiares, como por ejemplo con mi hermano Rolando, hacían que no hubiera un clima favorable para una relación tan buena como la que tenemos hoy.

¿Usted propiciaría un mayor acercamiento, partiendo de que Oscar Arias es la figura de mayor peso en el PLN?
No creo que amerite nada extraordinario de lo que estoy haciendo. Yo he mostrado una lealtad con este gobierno y con el Presidente, pero creo que he venido haciendo lo correcto; pero como digo que es prematuro hablar de candidatura, no he hablado con él de esto para saber qué piensa o ver si consigo su venia.

¿Usted tiene enemigos?
En política todos tenemos enemigos, es consustancial, yo no me considero enemigo de nadie; con nadie guardo rencores ni en lo personal ni en la política. Vea por ejemplo, con Fernando Zumbado tuve altercados en mi campaña y hoy tengo una excelente relación con él.

¿Si bien es prematuro, cómo se maneja en su familia el tema de que su hermano quiere ser presidente y usted surge como candidato?
Eso no es obstáculo para que no tengamos el mismo nivel de comunicación y cordialidad que nos ha caracterizado, para mis padres ha sido una situación complicada y dolorosa en algunos momentos, con Rolando tengo una buena relación, no hemos conversado el tema de la candidatura.

Muchos insisten en que 2009, cuando empiezan las convenciones, está a la vuelta de la esquina…
Insisto, por más popularidad que tengan, es muy pronto para hablar de esto.

¿Pero si Antonio Alvarez empieza a mover sus fichas?
Que empiece, él deberá asumir sus responsabilidades, estoy muy contento de que regresó al partido pero yo no voy a asumir una actitud de respuesta a lo que Toño haga.

Otro nombre que ha surgido entre los costarricenses es Laura Chinchilla, ¿qué piensa de ella?
Tengo muy buen concepto de Laura, le tengo mucho cariño y admiración por su trayectoria en la función pública.

A lo largo de este año van a seguir saliendo encuestas, muy posiblemente a usted se le acercará gente para ofrecerle su apoyo, ¿qué va a hacer?
De hecho ya está ocurriendo, sin necesidad de que me postule oficialmente, como lo digo; esperemos a ver qué pasa en 2009. De darse, tendría que renunciar a mi puesto acá en la Municipalidad; les agradezco su apoyo, lo voy a necesitar.

¿Ese apoyo se lo han manifestado militantes de otros partidos?
Sí, de hecho se me ha acercado gente de la Unidad Social Cristiana, del Partido Acción Ciudadana y del Movimiento Libertario a manifestarme su apoyo.