John Kerry: “Estados Unidos y Cuba no son prisioneros del pasado”
John Kerry, secretario de Estado de los EE.UU., en su llegada a al aeropuerto José Martí, en La Habana. AFP/La República
Enviar

John Kerry: “Estados Unidos y Cuba no son prisioneros del pasado”


John Kerry, el primer secretario de Estado de EE.UU. en visitar Cuba desde 1945, dijo a los invitados de la embajada estadounidense en La Habana que los líderes de las dos naciones "hicieron una valiente decisión de dejar de ser prisioneros de la historia".
Después de más de medio siglo "suspendido en el ámbar de la política de la Guerra Fría", dijo Kerry en un discurso preparado para una ceremonia de elevación FLAG- frente a la embajada el viernes, "ha llegado el momento de que nos movamos en una dirección más prometedora".
La visita de Kerry a La Habana es otro hito en el movimiento hacia las relaciones normalizadas que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron en diciembre.
Mientras que la reapertura se ha celebrado por muchos en Cuba y los EE.UU., que ha sido criticado por los legisladores como el senador Marco Rubio de Florida, el candidato republicano a la presidencia, como una capitulación ante el régimen de Castro comunista.
Desde enero, los viajes de los EE.UU. a Cuba han aumentado un 35% y "cada vez más empresas estadounidenses están explorando opciones comerciales que crearían oportunidades para Cuba".
Aparte de presionar al gobierno cubano para expandir las libertades personales y políticas, el gobierno de Obama ahora buscará la extradición a los EE.UU. de fugitivos estadounidenses que han gastado décadas en Cuba y de las reclamaciones de sedimentación por los estadounidenses cuyas propiedades fueron incautadas sin compensación en la revolución comunista, incluyendo muchas familias cubanas que huyeron a los EE.UU.
La embajada de los EE.UU. en 1950 era un rectángulo de seis pisos de cemento y vidrio, se encuentra en el Malecón, un bulevar a lo largo de la bahía, y no está lejos de la cancillería cubana.
Kerry planeaba visitar el ministerio más tarde en el día para reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, quien se reunió con Kerry en el Departamento de Estado cuando la embajada de Cuba en Washington reabrió el mes pasado.
Los ciudadanos cubanos pueden ahora visitar la embajada de Estados Unidos, libremente utilizar su conexión a Internet, conocer diplomáticos y participar en programas educativos sin restricciones y sin la aprobación del gobierno cubano.
Además, los diplomáticos estadounidenses pueden viajar libremente en la isla sin pedir permiso previo de las autoridades cubanas a pesar de que deben informarles a dónde van, como ocurre en otros países que imponen restricciones a los diplomáticos estadounidenses.

Bloomberg

Ver comentarios