Logo La República

Domingo, 8 de diciembre de 2019



NOTA DE TANO


Un premio muy alto

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 16 noviembre, 2019

Johan Venegas fue la mejor figura de Costa Rica en Curazao

Un premio muy alto.

El triunfo de la Selección Nacional frente a Curazao 2-1, resultó un premio muy alto, dada la modesta presentación de la Tricolor en este juego por la Liga de Naciones celebrado la noche del jueves en la isla.

Cuando más cerca se encontraba de vivir un contraste, con el equipo metido atrás defendiendo un agónico empate a uno y con un hombre menos en el terreno de juego, dada la expulsión de Ricardo Blanco, el portero Esteban Alvarado volaba de palo a palo y salía a cazar rivales con piernas y puños, pero se presentó una acción de bola muerta, un tiro de esquina en el tramo final de la contienda y el servicio de Randall Leal lo conectó de cabeza Francisco Calvo a la red y Costa Rica se topó con la victoria.

Lea más: ¿Quiénes son los llamados a renovar la Selección?

Sí notamos un detalle en este partido de vuelta: Curazao en su patio, se vio muy inferior al equipo que empató en el juego de ida en nuestro país y no sabemos si esto fue mérito de nuestra retaguardia o que los anfitriones se durmieron en sus laureles.

Jugadores como Gevaron Nemopuceno, Juninho Bacuna y Rangelo Janga, que en el Morera Soto hicieron estragos en la defensa nacional y obligaron a Keylor Navas a grandes intervenciones, pasaron desapercibidos en este partido tan determinante para las aspiraciones curazoleños de clasificarse.

Nemopuceno no se vio en 90 minutos y entre Bacuna y Janga solo construyeron la hermosa acción del gol del empate, un pique de 30 metros del primero que dejó regados a Matarrita y Calvo y centro preciso a la cabeza de Janga, quien de un testarazo frontal, vacunó a Esteban ante la impotencia de Kendall Waston.

Costa Rica abrió la cuenta temprano desde el punto de penal, cuando el portero Eloy Room, derribó a José Guillermo Ortiz tras yerros de la defensa local. Anotó Johan Venegas y el equipo de Rónald González, con un 5-3-2 jugaba sus mejores minutos.

Lea más: Técnicamente, Haití fue superior a Costa Rica

Pero rápido empató Curazao y se entró a otro largo juego de imprecisiones y escasos destellos, una Costa Rica gris, sin ideas, sin sorpresa, sin gol, por suerte frente a un rival igual de inoperante. Curazao nunca aceleró y eso permitió vivir de la renta, del empate y luego encerrarse con los ingresos de Keysher Fuller y José Miguel Cubero para sostener el 1-1 y suplir la ausencia de Blanco.

En el minuto 68, Esteban Alvarado con su pierna derecha le detuvo un remate a quemarropa a Elson Hool, era el triunfo local y luego, el pundonor de Johan Venegas, la mejor figura nacional, permitió que la defensa local cometiera un par de faltas cerca del área, donde se gestó la jugada del triunfo.

Venegas le sacó una falta a Martina y el tiro libre escalofriante de Celso Borges fue desviado al tiro de esquina. Lo cobró Leal y anotó Calvo, para darle a Costa Rica tres puntos de oro en la tabla del grupo que compite en la Liga de Naciones.

La Selección Nacional cazó a Curazao con cinco puntos, pero tiene un juego pendiente mañana domingo ante Haití en el Ricardo Saprissa. Basta un empate para ganar el grupo. Ahora, si Haití nos derrota por dos goles de diferencia, serán ellos los vencedores del grupo, pues sumarían también cinco unidades, con mejor gol promedio que Costa Rica y Curazao.

El técnico de la Selección Nacional, Rónald González reconoció que no se jugó bien pero se ganó y esto, es lo que vale.

NOTAS ANTERIORES







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.