Japón realizará testeo de nuevo avión de pasajeros
Mitsubishi Aircraft Corp. presenta su primer avión nuevo de pasajeros de Japón en más de cuatro décadas. Bloomberg/La República
Enviar

Japón realizará testeo de nuevo avión de pasajeros

 Japón alberga algunas de las empresas automotrices más grandes del mundo, es uno de los fabricantes de barcos más grandes del mundo y sus trenes circulan en vías de metros y de alta velocidad del mundo entero. Una industria en la que Japón no ha podido penetrar es la construcción de aviones de pasajeros.
Mitsubishi Aircraft Corp. se propone cambiar la situación con el primer avión nuevo de pasajeros de Japón en más de cuatro décadas –y el primero de pasajeros en su historia.


El Avión Regional Mitsubishi realizará su primer vuelo en la segunda mitad de octubre, durante aproximadamente una hora, dijo la empresa con sede en Nagoya en un comunicado este lunes.
Japón quiere romper el bloqueo virtual que Embraer SA y Bombardier Inc. mantienen sobre el mercado de aviones de pasajeros pequeños, en tanto Boeing Co. y Airbus Group SE controlan el mercado de los aviones de pasajeros más grandes.
Ahora que Bombardier, con sede en Montreal, se concentra en sus aviones Serie C más grandes, que podrán transportar hasta 160 pasajeros, Mitsubishi Aircraft ve la oportunidad de llenar ese nicho. El MRJ90 de 92 plazas se vende a un precio de lista de $47,3 millones.
“Mitsubishi podría tener un plan verdaderamente bueno si es capaz de producir en masa y mantener bajos los costos”, dijo Edwin Merner, presidente de Atlantis Investment Research Corp. de Tokio, que ha volado en el YS-11, el último avión de pasajeros japonés desarrollado localmente. “Tienen la capacidad para hacerlo y si el avión es bueno, muchas probabilidades de tener éxito”.
El YS-11 fue un turbohélice fabricado por Nihon Aircraft Manufacturing Corp., un consorcio de fabricantes que incluyó a Mitsubishi Heavy Industries Ltd., propietario de Mitsubishi Aircraft; Kawasaki Heavy Industries Ltd.; y Fuji Heavy Industries Ltd.
Se vendieron solamente 182 de los aviones. Nihon Aircraft abandonó la línea de producción del YS-11 en 1974 después de poco más de un decenio. La compañía se disolvió en 1983 con deudas de unos $36.000 millones de yenes ($297 millones), según el diario Asahi Shimbun.
“El YS-11 fue como un proyecto estatal, y una de las razones por las que falló fue que se descontroló en cuanto al presupuesto”, dijo Geoff Tudor, analista principal en Japan Aviation Management Research, que lleva más de cuatro décadas trabajando en el negocio aeronáutico. “La conducción también fue un problema, al igual que el mantenimiento y el apoyo en el seguimiento”.
Esta vez, Mitsubishi Aircraft lidera el proyecto y ha negociado un contrato con Boeing por el cual el fabricante de aviones con sede en Chicago colaborará en actividades vinculadas al marketing, desarrollo y posventa.
La compañía japonesa abrió este mes un centro de ingeniería en Seattle que empleará a 150 ingenieros, alrededor de 50 enviados desde Japón, para acceder a conocimientos y experiencia profesional en el desarrollo de aviones y producción de velocidad del MRJ.
Mitsubishi Aircraft también ha inaugurado centros de ventas en los Estados Unidos y Europa. Hasta el momento, la compañía recibió 407 pedidos del MRJ, incluidos 184 derechos de opciones y compra.
 

Bloomberg

 


Ver comentarios