‘Iron Man’ de Nestlé quiere ser el Nespresso de los nutrientes
El programa de Nestlé, cuyo nombre en clave es “Iron Man”, es parte de los esfuerzos de la compañía suiza para tratar los trastornos metabólicos, cerebrales y gastrointestinales con nuevos alimentos y bebidas. Bloomberg/La República
Enviar

‘Iron Man’ de Nestlé quiere ser el Nespresso de los nutrientes

Nestlé SA ganó miles de millones de dólares sirviendo gustosas dosis de cafeína con sus máquinas de café Nespresso. Ahora, los científicos quieren ofrecer del mismo modo vitaminas y minerales muy necesarios para la salud.
El Instituto de Ciencias de la Salud de Nestlé, rama de investigación de la compañía de alimentos más grande del mundo, está desarrollando herramientas para analizar y medir los niveles de docenas de nutrientes esenciales de una persona. El objetivo es ofrecer suplementos adecuados a las necesidades de cada individuo, posiblemente por medio de un dispositivo no muy diferente de la máquina Nespresso, aunque su desarrollo podría llevar años.


El programa, cuyo nombre en clave es “Iron Man”, es parte de los esfuerzos de la compañía suiza para tratar los trastornos metabólicos, cerebrales y gastrointestinales con nuevos alimentos y bebidas. En el instituto de salud de Nestlé, llamado NIHS, más de 110 científicos trabajan en proyectos que abarcan desde biomarcadores moleculares de la obesidad al descubrimiento de la relación entre la deficiencia de vitaminas y minerales y dolencias como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
“Iron Man es un análisis de lo que le falta a nuestra dieta y un producto, adaptado a cada persona, para contribuir a salvar esa diferencia. En el pasado, el alimento era alimento. Estamos avanzando en otra dirección”, declaró el director del NIHS Ed Baetge en el Instituto Federal Suizo de Tecnología de Lausana, donde trabajan los investigadores de Nestlé.
Todos los productos derivados de Iron Man serían más eficaces que los suplementos multivitamínicos que se venden en las farmacias, que no están adaptados a necesidades específicas, añadió Baetge. En diciembre, The Annals of Internal Medicine publicó un editorial donde decía que esos suplementos “no tienen un beneficio claro e incluso podrían ser nocivos”.
Nestlé Health Science ya fabrica productos nutritivos para diversas enfermedades como el Alzheimer y los trastornos genéticos que afectan el modo en que el cuerpo procesa los alimentos. La división está a cargo de Luis Cantarell, que también dirige el segmento de nutrición de Nestlé de $11 mil millones y trabajó en la comercialización del café en una etapa anterior de su carrera.
Iron Man, que se inició a fines del año pasado y para el cual ahora trabajan quince científicos, tiene una misión mucho más amplia que la actual oferta médica de nutrición de Nestlé.
La investigación de Nestlé sobre nutrición personalizada podría llevar a “propuestas comerciales que hoy no podemos imaginar”, señaló Cantarell. Pero este reconoce que la era de los alimentos a medida está más lejos que los cinco a diez años que pronostican los investigadores de Nestlé.

Bloomberg


Ver comentarios